«El domingo colapsó absolutamente todo», dijo el intendente del partido bonaerense de Monte Hermoso, Alejandro Dichiara, quien aseguró hoy miércoles que van a «intensificar los controles, fundamentalmente en los paradores», donde habrá que «ajustar los protocolos», luego de la experiencia del fin de semana largo en el que toda la región sur de la provincia de Buenos Aires recibió unas 90.000 personas.

«Fue casi un fin de semana de primera quincena de enero que nos vino muy bien desde lo económico porque la ciudad lo necesitaba, pero nos dejó muy preocupados desde el punto de vista sanitario, por lo que vamos a tener que ajustar muchísimo los protocolos”, señaló a la prensa el jefe comunal.

Asimismo, Dichiara expresó que “tenemos la responsabilidad de seguir explicando que se puede ir de vacaciones, pero que entendamos que estamos ante una pandemia que no se terminó, y que hay protocolos que cumplir”.

Al respecto, el intendente aclaró: «Vamos a intensificar los controles, fundamentalmente en los paradores y vamos a ser inflexibles en las fiestas privadas en viviendas, donde habrá un control importante de la Guardia Urbana y Policía”.

«Se vio un poco de todo, gente responsable y algunos desbordes sobre todo con la noche y la juventud», afirmó a Radio Universal de Bahía Blanca.

Por último, Dichiara afirmó que Monte Hermoso «estuvo dentro de los cinco destinos de la costa argentina más visitados, con entre 80 y 90 mil personas», por lo que «demuestra el crecimiento que hemos tenido constantemente”.

Fuente: La Arena