Ayer a la mañana, un helicóptero hizo tareas de relevamiento fotográfico y en video del lecho del río Atuel, en jurisdicción pampeana. Fuentes policiales le aseguraron a LA ARENA que los tripulantes, que fueron controlados en el aeródromo local, les informaron que hacían tareas contratados por Recursos Hídricos de la Nación que fueron ordenados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. La medida es tan sorpresiva como la orden de hacer una revisión de los estudios de impacto ambiental y ordenar audiencias públicas en relación a Portezuelo del Viento, la represa que Mendoza quiere construir sobre el río Colorado.

Control policial.
El subcomisario Omar Sabaidini, titular de la Comisaría Departamental de Santa Isabel, le dio detalles a este diario sobre la llegada de la aeronave. «Lo vimos evolucionar y aterrizar en el aeródromo local y fuimos a hacer le pertinente control. Viajaban con toda la documentación en orden y nos dijeron que aterrizaron para repostar combustible y regresaban a Buenos Aires», precisó.

El jefe policial reveló a LA ARENA la justificación que el piloto hizo sobre su presencia en el lugar. «Nos informaron que hicieron un relevamiento hidrográfico de la totalidad del cauce del río Atuel del sector de La Pampa desde el límite con Mendoza», reveló.

La situación comenzó a desarrollarse poco antes de las 10 de la mañana. El helicóptero marca Bell 407, con matrícula LV FTQ, de la empresa Jas Fly SA comenzó a sobrevolar Santa Isabel con clara intención de aterrizar en el aeródromo local. Cuando la policía llegó ya había una camioneta Amarok, de la misma empresa, realizando asistencia técnica a la nave.

«Los técnicos explicaron que la parada era para repostar combustible, y finalizadas las tareas, a las 10,10 despegaron con destino a Santa Rosa donde se reaprovisionarían nuevamente. En la aeronave viajaban el piloto y una mujer, que era quien operaba un domo ubicado abajo de la cabina», confirmó Sabaidini.

El helicóptero.
La aeronave es un helicóptero Bell, modelo 407 GX, matrícula LV-FTQ, perteneciente al empresario de la construcción Marcelo Scaramellini, dueño de la contratista de obra pública Ecodyma SA y de la empresa Jasfly SA.

La aeronave cuenta con tecnología ideal para la tarea de relevamiento hidrológico, puntualmente cámaras con sistema de giro estabilizado para capturas fotográficas y en video. Trascendió que esas tareas tenían como objetivo relevar el seco lecho del Atuel desde el puente Los Vinchuqueros hasta Paso de los Algarrobos.

Esta empresa, con sede en La Plata, posee cuatro helicópteros Bell y tiene una importante lista de clientes. Entre ellos, se cuentan las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Mendoza y San Juan, y también el Gobierno Nacional y la Policía Federal, así como otras privadas, que incluyen a Ideas del Sur, Endemol, History Chanel y Telefé.

La oferta de servicios tiene que ver con vuelos comerciales, tareas relacionadas con el petróleo, seguridad (incendios, policía, búsqueda y rescate, emergencias médicas), y también filmaciones y relevamientos fotográficos, como en este caso.

Gasto millonario.
Y resultó que esa aeronave tiene historia. Página 12, en agosto del 2019, criticó el exorbitante gasto que insumió que la ex gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, fuera transportada por esa máquina en forma diaria desde la Base Aérea de Morón, donde fijó domicilio, hasta la gobernación en La Plata, y de regreso. Y, además, el uso indebido, como para la campaña.

Según el matutino porteño, el gasto anual por sus viajes en helicóptero ascendió a los 30 millones de pesos, motivo por el cual fue denunciada por «malversación de caudales públicos, violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad» por vivir fuera de la residencia oficial en La Plata y trasladarse en helicóptero diariamente a una casa especialmente acondicionada en la base militar de Morón.

«Reconocimiento en toda la cuenca»
El secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, Néstor Lastiri, informó que la aeronave recorrió no solo La Pampa sino también el tramo mendocino del río Atuel.

En una breve comunicación, el secretario detalló que el helicóptero «fue hasta Mendoza» para recorrer toda la cuenca del Atuel, no solo el segmento pampeano. «Viene a hacer un reconocimiento en toda la cuenca», detalló.

La visita ocurre cuando faltan tan solo dos semanas para que finalice el plazo otorgado por la Corte Suprema de Justicia para que La Pampa, Mendoza y Nación acuerden las acciones y obras a realizar en el río interprovincial a fin de garantizar el ingreso de un caudal mínimo y permanente de 3,2 metros cúbicos por segundo a nuestra provincia, tal como dispuso en el mes de julio.

La presencia del helicóptero y el registro fotográfico que ordenó revela que el máximo órgano está muy atento al tema y que ha avanzado en contar con su propia información para determinar los pasos a seguir.

La fecha del 14 de diciembre está cercana y las partes no se han puesto de acuerdo en los puntos esenciales, cuales son las acciones que se necesitan para garantizar el caudal mínimo que le corresponde a La Pampa.

Las imágenes obtenidas ayer le mostrarán a los jueces supremos lo que saben todos los pampeanos: que Mendoza ha esquivado una vez más el mandato judicial de devolverle su parte del río, argumentando que para ello se necesitan obras faraónicas y de complicada ejecución.

La Pampa ha centrado su reclamo en acciones más que en obras. El principal pedido es conformar un comité de cuenca que garantice un manejo consensuado e integral del río, una posibilidad que Mendoza rechaza de plano.

Fuente: La Arena

Compartir