El Poder Ejecutivo envió al Senado el proyecto de ley que modifica el índice de movilidad jubilatoria, elaborado en base al trabajo de una comisión mixta, y que comenzará a utilizarse desde 2021. Se trata del proyecto que presentó la titular de ANSES, Fernanda Raverta, hace dos semanas sobre el nuevo esquema de actualización de jubilaciones y pensiones.

El oficialismo impulsará que las jubilaciones y pensiones vuelvan a ajustarse por salarios y recaudación, como ocurrió entre 2008 y 2017, y que el nuevo esquema rija desde 2021. A diferencia de la sancionada en 2017, generará un incremento del poder adquisitivo de los haberes, gracias al aumento del salario real y de los recursos de ANSES.

El proyecto de ocho artículos “comenzaría a ser debatido la semana próxima en comisiones y llegaría al recinto virtual de la Cámara baja en la segunda semana de diciembre, para permitir que Diputados lo pueda sancionar antes de fin de año”, estimaron fuentes parlamentarias a Telam.

“El objetivo es sancionar esta ley antes de fin de año para que se otorgue el primer aumento por esta fórmula en marzo de 2021, en base a la evolución de los salarios y la recaudación”, señaló en diálogo con Télam el presidente de la comisión mixta de Movilidad Previsional, Marcelo Casaretto (Frente de Todos).

Qué propone la modificación de la movilidad jubilatoria

“Somos un Gobierno que vino a reparar el daño hecho en relación a distintas cuestiones que tienen que ver con la Argentina en general y puntualmente con los jubilados y las jubiladas. Vinimos a reparar un daño porque estamos convencidos”, afirmó Raverta cuando hizo el anuncio de la reforma.

La intención por parte de la ANSES es ganarle a la inflación, no empatarla. Respecto al escenario más cercano, los cálculos que hizo la Anses en base a la ley de Presupuesto 2021 plantean un marco de recuperación de los haberes de entre el 3 y el 4%, aunque podrían variar si el escenario se modifica.

El proyecto impulsa el sistema de ajuste de las jubilaciones que estuvo vigente en el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, con un aumento semestral mediante una fórmula consistente en un mix de índices de evolución de los salarios (50%) y de la recaudación (50%). Desde la oposición, Juntos por el Cambio anticipó que no acompañará el proyecto.

Sobre la postura negativa ya expresada por el bloque de Juntos por el Cambio, Raverta igualmente fue optimista sobre el avance del proyecto: “Se va a poder sancionar porque los diputados de la oposición saben que los jubilados y jubiladas necesitan una fórmula de movilidad y que el momento es ahora para salir de los aumentos por decreto. Hay críticas a la fórmula, pero sería demasiado incorrecto que no permitan que haya una fórmula de movilidad en la Argentina“.

Fuente: El Destape

Compartir