Unas 150 familias del asentamiento “Micaela García” del barrio Santa María de La Pampa se lo pidieron a la Municipalidad de Santa Rosa.

Le solicitan que cumpla con una ordenanza que permite a quienes ocupan tierras fiscales puedan comprar un lote.

“Queremos que nos den la opción de poder comprar las tierras, pero sabemos que la decisión viene por el lado del intendente”, explicó Walter Marín.

En el asentamiento hay en la actualidad 40 familias residiendo de forma permanente, pero hay otras que también están construyendo su vivienda. Iniciaron la ocupación el año pasado a raíz de la crisis económica. En total son más de 600 personas las que están en el lugar y pertenecen a distintos sectores de la ciudad.

En la semana, Marín fue el encargado de llevar una nota al Concejo Deliberante para exigir que la Municipalidad cumpla con la ordenanza sancionada en el año 2017. “El municipio tiene que darle una solución a la gente. Hay una ordenanza que se firmó en acuerdo que puede vender las tierras municipales para hacer viviendas”, explicó el vecino.

En la iniciativa proponen que se autorice la venta de “la Manzana ubicada entre calles: E. el Norte y ,Víctor M. Arriaga, propiedad de la Municipalidad de Santa Rosa, nomenclatura catastral Ejido 047. Circe. VII Radio i Quinta 12 – parcela la4. Quinta 3 – parcela la4. Quinta 16 – parcela Ia2”

“Sabemos que la decisión la tiene el intendente. El intendente puso ese lugar para hacer la Terminal. Esto es inhumano. Hay 150 familias ahí”, se quejó.

Comentó que no temen un desalojo por parte de las autoridades porque las tierras donde se instalaron son fiscales. “Las opciones de desalojo son en tierras privadas y nosotros no estamos en tierras privadas, sino que es municipal. El municipio tiene que dar opciones de venta de esas tierras”, dijo.

Consultado por el motivo que los llevó a ocupar esas tierras, Marín explicó que “hay gente que fue desalojada porque no puede pagar un alquiler, es gente que trabaja, pero gana menos de 30.000 pesos y un alquiler no baja de menos de 15.000 pesos”. “Es muy difícil pagar hoy un alquiler y si el municipio da opciones de compra de tierra, la gente puede ir construyendo”, dijo.

Informó que presentaron un proyecto en el Concejo Deliberante para acceder a esas tierras. “El valor de las cuotas tendrían que ser como las casas del IPAV, teniendo en cuenta que no cuentan con servicios y sería un valor que las familias no tendrían problemas en pagar”, completó.

Fuente: El Diario de La Pampa