Este miércoles que pasó se reunió la comisión especial creada para evaluar la conducta del ex diputado del Frente de Todos Juan Ameri, que en la última sesión fue registrado mientras besaba los senos de su novia, y además de un repudio prepara una recomendación para evitar un incidente similar.

Ocurre que el protocolo de sesiones remotas obliga a los diputados a mantenerse conectado y con la cámara encendida o en tal caso informar sobre algún problema de señal. Ameri dijo que se había quedado sin internet, no advirtió cuando retornó y por eso fue filmado en un medio de un juego erótico. 

Sin embargo, los diputados, reunidos por zoom, revisaron los registros y supieron que nunca llamó a la mesa de ayudas de la Cámara para informar que había perdido la conexión. El instructivo que tienen los diputados desde abril es claro: sólo está presente el que está conectado y mirando a la cámara; sino, estas ausente. Buscarán precisarlo mejor para que todos lo respeten.

La comisión está integrada por los diputados Cristina Álvarez Rodríguez y Cecilia Moreau por el Frente de Todos; Silvia Lospennato y Miguel Bazze por Juntos por el Cambio; y Graciela Camaño por Consenso Federal.

El plan es cerrar una declaración de repudio y una recomendación para plantear en la próxima sesión remota, que sería la semana que viene con temas de acuerdo entre el oficialismo y Cambiemos, como la ley de fonoudiología.

Se tomarían unos minutos para recordar el episodio Ameli y llamar la atención para que no vivir una escena similar. Si bien nunca se había llegado a tanto, Sergio Massa recordó que hubo diputados que se filmaron tomando whisky, o acomodándose en la cama para tomar una siesta. En esos casos lo mejor es apagar la cámara y darse por ausente algunos minutos. (fuente: La Política Online)