El subsecretario Adjunto de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Kevin O’Reilly, mantuvo este miércoles un encuentro con periodistas y empresarios en el que se refirió, entre otros temas, a la realidad de Venezuela. En ese contexto, cuestionó a la Argentina por haber rechazado ante la OEA el informe de la ONU sobre la represión en el gobierno de Nicolás Maduro. También calificó de “tristes” los comentarios del representante argentino Carlos Raimundi, quien planteó que hay “una apreciación sesgada de lo que son las violaciones a los derechos humanos en determinados países”.

O’Reilly hizo las declaraciones tras participar en una charla del ciclo Global Insights, organizado por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en el país (Amcham). Más tarde, en una rueda de prensa, habló sobre la posición de la Argentina ante la Organización de Estados Americanos en relación con Venezuela.

“Fueron un poco triste los comentarios del martes del representante de la Argentina. Cuando uno tiene un poco de gris en el pelo, puede recordar un momento en el que la Argentina llamó al respeto a la institucionalidad democrática. Eso es lo único que realmente piden los venezolanos”, comenzó el funcionario estadounidense. Luego, se refirió a la realidad que atraviesan las instituciones de ese país.

“Las fuerzas democráticas de Venezuela enfrentan una situación difícil. Nicolás Maduro y los que lo apoyan buscan claramente una manera para extinguir las voces democráticas de su país con la propuesta de montar una elección el 6 de diciembre para la Asamblea Nacional, pero de hecho hablan de una farsa para extinguirla”, sostuvo, y agregó: “El Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela, en que participa el Gobierno argentino, ya reconoció que no existen condiciones para una elección democrática en diciembre bajo la dirección de los maduristas”.

Finalmente, refutó la posición de la Argentina ante la OEA al respaldar las denuncias realizadas por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle Bachelet. “Ella reconoció recientemente los abusos y las violaciones a los derechos humanos en el informe del Consejo de DDHH de la ONU, que documenta al menos seis años de genocidio, torturas y crímenes contra la humanidad. También que Nicolás Maduro y miembros de su Gabinete ordenaron y contribuyeron a la comisión de esos abusos”, sentenció O’Reilly, y cerró: “Esperamos una transición pacífica y democrática apoyando al pueblo”.

El rechazo argentino al informe de la ONU

Los dichos del funcionario estadounidense llegaron luego de que la Argentina rechazara ante la OEA el último informe de la ONU sobre Venezuela, el cual advirtió que este año murieron más de 2000 personas en los barrios pobres del país. Asimismo, un documento anterior había acusado a Maduro y a sus principales funcionarios de estar vinculados con posibles “crímenes de lesa humanidad”, al presentar un análisis de casos de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y tortura.

Sobre este tema, el representante argentino ante la OEA, Carlos Raimundi, consideró que “cuando uno pone el foco en una mirada de un país y no de otros, es allí donde se pone en riesgo de hacer una apreciación sesgada desde el punto de vista político de lo que son las violaciones a los derechos humanos”.

Si bien admitió que en Venezuela existe “una situación crítica, con mucho apremio económico y que no se me escapa el alto número de personas que han abandonado el país”, aclaró: “No compartimos cierta perspectiva de cuáles son las causas que han llevado a esa situación y cuáles son los caminos para resolverla”.

También dijo que el país gobernado por Maduro “sufrió un fuerte asedio de intervencionismo” y que “hubo amenazas de intervención, operativos y cortes de energía a las centrales que han generado serias cuestiones de violación a los derechos humanos”.

Fuente: TN