El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, expresó sus condolencias con la familia y la Policía Federal por la pérdida del oficial Juan Roldán, ayer en el barrio de Palermo y en cumplimiento del deber. Recordemos que el joven de 33 años fue atacado y apuñalado en plena Ciudad de Buenos Aires, lo que causó un repudio general y un duelo nacional.

En ese sentido, el actual presidente de la Cámara de Diputados se manifestó en su cuenta de oficial de Twitter, y expresó: “La muerte de cada policía, prefecto o gendarme es un triunfo de los delincuentes contra el Estado de Derecho”.

Lo cierto es que, una de las grandes polémicas que se instaló, fue el uso de la pistola Taser. Distintos puntos de la oposición y hasta algunos periodistas de algunos medios de comunicación dejaron en claro que deben tener las herramientas necesarias para afrontar estas situaciones. “Usar Taser, Tonfas o cualquier instrumento nuevo que ayude a incorporar tecnología contra el delito es una obligación. Son las herramientas que en Estado de Derecho nos da la Constitución para hacer cumplir la ley”, sostuvo.

Para sorpresa de muchos, luego de la conocida postura del Gobierno Nacional, Massa decidió separarse y dejar en claro que es necesario que puedan defenderse ante este tipo de problemáticas. “Debemos garantizar un entrenamiento en estas herramientas menos letales que demandan una capacitación tan rigurosa como las más letales. Necesitamos fuerzas de seguridad capacitadas y con todos los recursos”, agregó.

Por último, ya hablando como parte del gobierno, se refirió a su papel en estos temas. “Es nuestra obligación reequipar, profesionalizar en el uso de nuevas tecnologías, capacitar a nuestras Fuerzas de Seguridad y defender su actuación en el marco de la ley, para que cumplirla sea la regla y el que comete un delito sea castigado”, finalizó su uso hilo de tweets el presidente de la Cámara baja.

Fuente: El Destape