Fernández apuntó a “opositores al gobierno que fueron básicamente a presionar a un juez”. El presidente se solidarizó con el juez Ricardo Lorenzetti por el escrache que sufrió en su casa de Rafaela, en la previa de la resolución de la Corte Suprema sobre los camaristas desplazados.

“Quiero solidarizarme con el doctor Lorenzetti, que ayer en su provincia sufrió el acoso, el escrache de un grupo de ciudadanos opositores al gobierno que fueron básicamente a presionar a un juez a la hora que tiene que tomar una decisión”, dijo Alberto.

Durante un acto por la puesta en marcha del hospital municipal “Presidente Néstor Carlos Kirchner”, en el partido bonaerense de Escobar, Fernández también recordó episodios recientes similares en la vivienda de Sergio Massa y en la de Cristina Kirchner, “que sufre permanentemente los escraches”.

“Yo llamo a la reflexión a quienes promueven esas cosas. Porque eso no tiene nada que ver con la democracia, eso no es un reclamo popular, eso no es un reclamo a las instituciones, ese es el más vil de los escraches, propio del fascismo, del nazismo, y eso no tiene nada que ver con la democracia”, sostuvo el mandatario.

“Los reclamos que se hacen, del modo que se hacen, no son reclamos sino que dejan en evidencia la peor muestra de intolerancia y respeto a la democracia que le costó 30.000 vidas a la Argentina”, subrayó Alberto. “No vamos a negociarla, vamos a cuidarla”, completó.

“Tal vez hoy podemos poner un punto de inflexión y llamarnos responsablemente a la cordura, a volver a trabajar mancomunadamente, a darnos cuenta que no todo es disputa política”, finalizó el presidente.

Alberto estuvo acompañado por Santiago Cafiero, Axel Kicillof, Sergio Massa, Máximo Kirchner, Gabriel Katopodis, el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, y la titular del PAMI, Luana Volnovich. (fuente: La Política Online)