El diputado Martín Ardohain, junto a los diputados Eduardo Pepa, Matías Traba y la diputada María Laura Trapaglia, expresó su total repudio por el grave acto de exposición pública que protagonizó el diputado nacional salteño del Frente de Todos, Juan Ameri.

“El diputado Ameri demostró desprecio y desinterés a sus funciones como legislador realizando una grave e irreparable ofensa para todo el pueblo argentino” dijo Ardohain.

“Esta actitud que afecta y lesiona a la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, amerita la reprobación de todos aquellos que cumplimos funciones como legisladores tanto en el ámbito nacional, como provincial o municipal”, afirmó el legislador macrista.

“La improvisada y temeraria descripción del acto cometido que posteriormente hace el diputado a modo de explicación y defensa, profundiza la gravedad de los mismos, y provoca aún más que sintamos vergüenza y rechazo a esta actitud inmoral y contraria al decoro y buenas costumbres que impone la función pública”, agregó.

Ardohain recalcó que “es imprescindible recuperar la presencialidad de las sesiones del Congreso de la Nación. Ha quedado demostrado que la virtualidad no garantiza la atención, sino al contrario, la dispersa. Ayer mientras se debatía el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, el diputado Ameri se ocupaba de otras cuestiones. Lo correcto hubiese sido la expulsión, y no haberle permitido presentar la renuncia dejándole así, la puerta abierta para que pueda volver a presentarse en próximas elecciones”, cerró.