El Centro Empleados de Comercio salió a “repudiar” lo acontecido en la paritaria del sector donde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa decidió retirarse de la negociación sin firmar lo acordado. “Generaron un gran perjuicio a los trabajadores que desde hace mucho tiempo están esperando pacientemente esta definición”, dijo el CEC en un comunicado. El gremio mercantil explicó que en las últimas semanas se han llevado a cabo una serie de negociaciones y contranegociaciones a nivel nacional entre la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) y las Cámaras empresariales CAC, UDECA y CAME con el objetivo de acordar el régimen de paritarias para este 2020 que tanto están necesitando los trabajadores de comercio y sus familias. “Cuando las partes estaban muy próximas la firma del acuerdo, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) decide retirarse y no firmar lo acordado, poniendo en pausa el acuerdo salarial y generando un gran perjuicio a los trabajadores que desde hace mucho tiempo están esperando pacientemente esta definición”, afirmó el CEC. “Dichas negociaciones se suelen llevar a cabo durante los primeros meses del año, pero atendiendo a la situación de pandemia, en 2020 los acuerdos se retrasaron comprendiendo la difícil situación por la que estaba atravesando el sector. Luego de seis meses se vuelve insostenible, los precios siguen aumentando y el salario de los trabajadores sigue en retroceso. Se hace necesario un acuerdo inmediato”, reclamó. “Puntualmente en la provincia de la Pampa, desde el sindicato de trabajadores de comercio, apoyamos y trabajamos para que la reapertura comercial se lleve a cabo lo antes posible, adaptándonos a diferentes modalidades de trabajo a través de la evolución de la pandemia. Esta situación se replica en muchas otras provincias”, aseveró el sindicato. “Fue un año en el que trabajadores y comerciantes nos enfrentamos a un mismo problema que nos azota y trabajamos juntos para salir adelante. Por ese motivo, no comprendemos la actitud mezquina de algunos empresarios que priorizan exclusivamente su situación patrimonial sin considerar las miles de familias que en Argentina están esperando silenciosamente por un ajuste en sus haberes que les permita continuar llevando una vida digna a razón de trabajo y esfuerzo conjunto”, cuestionó. “Repudiamos firmemente la actitud de los dirigentes de CAME que retrasan algo que no puede esperar más: la dignidad el trabajo.  Repudiamos a los dirigentes de dicha cámara que se mueven por intereses políticos internos y lucha de poderes. Repudiamos también a las demás cámaras empresariales que, en un gesto de camaradería apoyan a CAME olvidando los acuerdos a los que habían adherido”, agregó el CEC. Fuente: Diari Textual