El diputado nacional por La Pampa Martín Berhongaray (UCR) presentó un proyecto de ley que propone reformar el Código Procesal Penal de la Nación y el Código Procesal Penal Federal para impedir la procedencia del juicio abreviado cuando un funcionario público hubiese participado de un delito.

El legislador explicó que muchas de las causas que tramitan en el fuero penal se resuelven por el mecanismo del juicio abreviado, esto es, por un procedimiento que sobre la base del acuerdo entre las partes permite una clara simplificación del juicio previo constitucional y por esa vía la aceleración de los procesos, la optimización de recursos y, en última instancia, el descongestionamiento del sistema.

“Este instituto -concebido como alternativa de excepción- que tiene como base el acuerdo alcanzado entre el Ministerio Público Fiscal y la parte imputada de la comisión de un ilícito, sobre la existencia del hecho, la participación del acusado y la calificación legal, evita la concreción del juicio oral para lo que es necesario, además, que el Tribunal de Juicio interviniente no rechace la solicitud”, señaló.

La reforma que propongo pretende limitar el uso, muchas veces desmedido, de esta herramienta impidiendo su procedencia en los casos en que un funcionario público, en ejercicio de sus funciones, hubiese participado de la comisión de un delito”, puntualizó.

“Tratándose de delitos cometidos por funcionarios públicos tiene que primar el interés general de que la sentencia que se dicte se encuentre fundada en un análisis integral y exhaustivo de todos los elementos de prueba incorporados al proceso, y ese examen -completo y suficiente- sólo lo garantiza el desarrollo del juicio oral y público”, aseveró Berhongaray.

“Es indispensable que se desarrolle el procedimiento común hasta su fin, para permitir así que se debata ampliamente el tema y se llegue a la certeza sobre el hecho y su autoría. Por eso la necesidad de impedir que se pacte la supresión del debate oral”, agregó.

Fuente: Diario Textual