Patricia Bullrich y Martín Lousteau se pelearon en un zoom del que participó Mauricio Macri por la visita secreta que hizo el senador a Alberto Fernández. La presidenta del PRO, aislada por ser positivo de coronavirus, se quejó en el zoom que tienen los lunes los principales dirigentes de Cambiemos. Algunos de los testigos de la disputa, además del propio Mauricio, fueron Horacio Rodríguez Larreta, Alfredo Cornejo, Mario Negri y Miguel Pichetto.

Bullrich le reprochó a Lousteau que haya ido a Olivos durante el último fin de semana de agosto sin avisar en Cambiemos. Curiosamente, días después de esa reunión, María Eugenia Vidal reconoció que analiza “mudarse” electoralmente en 2021 y presentarse como candidata a diputada por la Capital, el distrito que espera heredar Lousteau luego del segundo mandato de Larreta.

Lousteau no se quedó callado. Le respondió enojado que cuando Macri era presidente y él estaba en la oposición, lo iba a visitar igual. Y le advirtió que cada vez que lo llame Alberto va a ir a visitarlo.

Luego de la pelea, se acordó un documento de la mesa nacional de Cambiemos en la que ofreció al Gobierno abrir el “diálogo para retomar la sensatez política y la cordura”, con la condición de que exista “respeto institucional y reconocimiento político”.

En el texto, Cambiemos juzgó que las autoridades del Congreso “deberían acordar de buena fe y legalmente nuevos protocolos de funcionamiento, con sesiones presenciales para los temas más importantes y controversiales, como por ejemplo la reforma judicial, presupuesto nacional o la nueva ley de movilidad jubilatoria”. (fuente: La Política Online)