El gobernador Sergio Ziliotto, a través del decreto 2259 y en medio del déficit de La Pampa, dispuso que los funcionarios no tengan más aumentos salariales hasta el 31 de diciembre.

“Dispóngase el congelamiento de las remuneraciones de los Funcionarios y Personal Superior del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, hasta el 31 de diciembre de 2020”, estableció.

El quebranto de este año, a la fecha, es de 1000 millones de pesos, pero proyectado a todo 2020 llegará a unos 1750 millones de pesos.

Precisamente, el gobernador argumentó que “las proyecciones de Recursos y Gastos efectuadas en las áreas gubernamentales correspondientes arrojan un déficit presupuestario” para este 2020.
“Con tal motivo, se enviará a la Cámara de Diputados de la Provincia, un proyecto de Ley que nos permita utilizar recursos superavitarios de ejercicios anteriores a fin de financiar el actual desfasaje presupuestario”, dijo, en una confirmación del adelanto de Diario Textual durante la semana.

“Es necesario seguir adoptando medidas económicas, sociales, y principalmente en el sector salud, como así también en distintos sectores económicos de nuestra Provincia”, justificó el congelamiento. “También se deben seguir adoptando medidas de contención de las erogaciones que hoy pueden ser postergadas. (…) en este entendimiento el congelamiento de los salarios de los funcionarios públicos de los tres poderes del Estado, aparece como una herramienta útil a los fines establecidos”.

 

Fuente: Diario Textual