Este miércoles por la  mañana, los ministros de gobierno,  Daniel “Pali” Bensusan, de seguridad, Horacio di Nápoli, el subsecretario de Derechos Humanos, Juan Pablo Fasce, y el jefe de la Policía, Héctor Lara, fueron al  plenario de comisiones de Legislación General y Derechos Humanos, de la Legislatura provincial. Los funcionarios dialogaron con los legisladores de las distintas bancadas, respecto del accionar policial desde que se iniciaron las acciones preventivas ante la pandemia de COVID-19.
Previo al inicio del encuentro, fueron consultados acerca de hechos considerados como violencia institucional, en base a denuncias, que están en etapa de investigación, que involucran a efectivos policiales. “Lo primero que debemos tener en cuenta es que la violencia institucional es un esquema organizado para tal fin desde el estado, que aquí, de ninguna manera pasa. No hay órdenes de las autoridades incitando a ser violentos. Tampoco una línea de acción tendiente a violar los derechos humanos de los vecinos”, dijo Bensusán.
“El mensaje que el Gobierno envía hacia dentro y hacia fuera es el mismo: no hay impunidad para nadie, sea policía o civil. Acá ni se niegan ni se esconden estos hechos, se los investiga y se sanciona a quien corresponda. Se ha investigado, juzgado y condenado cada situación que tuvo que ver con el tema”, agregó más adelante.
El ministro se preguntó “¿Con la pandemia aumentaron las situaciones de denuncias por violencia policial? Habría que ver comparadas con qué tiempo. Atravesamos una situación impensada, y como tal afrontamos con responsabilidad las situaciones que se nos presentan. Se debe analizar la cantidad de intervenciones que hubo y en base a eso la cantidad de denuncias que pueden haberse dado. Por otro lado, para nosotros es igual una denuncia que diez. Todas se investigan y se llega hasta las últimas consecuencias”.
Finalmente destacó que “desde el retorno de la democracia a la Argentina, nuestra provincia tiene una tradición en materia de Derechos Humanos que no vamos a desconocer. La sociedad pampeana puede tener una certeza: como Estado provincial siempre tomamos la misma y clara postura: la de estar del lado las víctimas. Nuestro accionar tiende a canalizar las denuncias que pueda haber, hacia la fiscalía de Investigaciones Administrativas o, cuando consideramos que hay delito, al Ministerio Público Fiscal. Cuando se recepciona una denuncia se hace un abordaje integral a la víctima. Y luego hay un acompañamiento, desde la Subsecretaría de Derechos Humanos”.