Después de la reunión que encabezó Alberto Fernández con gobernadores por el cierre de la negociación de la deuda, donde estuvo acompañado por CFK, Miguel Ángel Pichetto advirtió que el poder político se encuentra actualmente concentrado bajo la figura de la vicepresidenta. Además, el copiloto de Mauricio resaltó que “los politólogos creían” que el Presidente iba a poder ser “moderado” pero, advirtió, en las últimas semanas “giró a la izquierda”.

El actual auditor general de la Nación recordó: “Siempre sostuve que la fórmula presidencial Fernández- Kirchner era una anomalía y que el poder radica en Cristina Kirchner”, en referencia a la campaña electoral en la que los enfrentó con junto con Mauricio Macri.

En ese sentido, entrevistado por Carlos Pagni en el programa Odisea Argentina, que se emite por LN+, el exsenador por Río Negro resaltó que “cuando el liderazgo no está identificado con el poder presidencial aparece un escenario complicado”. “Los politólogos creían que podía haber un Alberto moderado ubicado en el centro. También Clarín compró esa versión: Alberto en el medio, conteniendo las presiones por izquierda que podían venir de Cristina Fernández, ordenando los equilibrios y contrapesos, pero como vimos la última semana, Fernández giró a la izquierda”, sostuvo Pichetto.

El exlegislador incluso analizó que el mismo Presidente “se creía o se cree capaz de contener estas aguas turbulentas que cruzan al Frente de Todos”, sin embargo, resaltó que “la reforma judicial que planteó el Presidente no la defendió nadie”. Además, aprovechó para calificar al proyecto como “inoportuno” y “fuera de marco”, y consideró también como un hecho significativo la postura y las declaraciones de la vicepresidenta sobre la iniciativa. Pichetto, de la “cuarentena boba” al “vende humo de Lavagna que nos robó seis puntos” Por otro lado, Pichetto insistió en que el manejo de la cuarentena y su extensión ya comenzó a incidir negativamente en la imagen de los políticos y que, por tal motivo, se cambió el formato del anuncio de las medidas sanitarias, ya que esta última vez Alberto Fernández no brindó, como era habitual, una comunicación conjunta al lado de Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta. “Cuando la sociedad argentina pueda reflexionar lo que pasó no va ser un rédito haber sido la cara de la negación de las libertades y los derechos y eso es algo que ya está operando en el Gobierno. Por eso no hubo una conferencia de prensa conjunta, porque se dieron cuenta que los números en las encuestas están empezando a bajar”, resaltó. (fuente: Perfil)