La venta de máquinas agrícolas registró durante el segundo trimestre de 2020 una facturación de unos 25.935,1 millones de pesos, lo que implicó un aumento de más del 100 % en relación al mismo periodo del año pasado. El segmento que más crecimiento tuvo fue el de los tractores, con una participación de más de 10 millones de pesos.
Pese a la pandemia del coronavirus, el campo no solo logró continuar con sus tareas sino que es uno de los sectores que está traccionando a la economía argentina. Y la inversión en nueva maquinaria es un reflejo de esta de esta realidad.
Según datos del Indec, durante el segundo trimestre se demostró que las ventas siguen en crecimiento este año y muestran valores muchos más elevados que durante el último año del Gobierno de Cambiemos, una administración que se apoyó firmemente en este sector.
Los tractores presentaron el nivel de facturación más alto del trimestre, con 10.006,0 millones de pesos, lo que representó una suba de 67,6%, en comparación con igual trimestre del año anterior. En tanto, la facturación de sembradoras, implementos y cosechadoras aumentó 168,9%, 141,3% y 100,5%, respectivamente.

Unidades vendidas.
En el segundo trimestre de 2020, las unidades vendidas de todos los segmentos de maquinarias registraron un aumento respecto a igual trimestre del año anterior. Las sembradoras presentaron la mayor suba con 48,5%; los implementos aumentaron 37,7%; los tractores, 30,2% y las cosechadoras, 29,0%.
Con respecto a la participación de las unidades de origen nacional en el total de ventas en unidades, en el segundo trimestre de 2020, los implementos de producción nacional presentan una participación de 90,8%; los tractores de 70,3% y las cosechadoras, de 50,7% en el total de unidades vendidas de sus respectivos segmentos. En el caso de las sembradoras, si bien no se discriminan las ventas según su origen -por aplicación de la normativa del secreto estadístico- las unidades vendidas son mayoritariamente de producción nacional.

Semestre.
La venta de maquinaria agropecuaria registró, durante el primer semestre de 2020, una facturación de 42.006,8 millones de pesos, que representa un aumento de 76,2% respecto al primer semestre de 2019. Los cuatro grupos de maquinarias presentaron incrementos en la facturación en el período enero-junio 2020 en comparación con el mismo período del año pasado.
Las sembradoras aumentaron 142,6%, los implementos 110,2%, los tractores 56,4% y las cosechadoras 48,4%.En cuanto a la facturación de las maquinarias según su origen, en el primer semestre de 2020, se observa un mayor aumento interanual en implementos y tractores de producción nacional (124,2% y 65,4%, respectivamente) que en los de origen importado (82,5% y 41,9%, respectivamente). Las cosechadoras de origen importado presentaron una suba interanual en la facturación de 93,2% y las de producción nacional de 20,4%.

Fuente: La Arena

Compartir