El proyecto de reforma judicial, que se tratará la semana próxima en la Cámara Alta, establece la creación de dos nuevos juzgados federales en nuestra provincia, uno con asiento en Santa Rosa y otro en General Pico.

Los dos juzgados federales serán de Primera Instancia en lo Penal, separando de esta manera y en ambos distritos el Penal del resto de los fueros. Los cuatro juzgados federales mantendrán a la Cámara de Apelaciones de Bahía Blanca como tribunal de alzada.
Respecto de los cargos, el proyecto de ley establece la necesidad de crear un cargo de fiscal con competencia penal, con jurisdicción en el territorio de la provincia de La Pampa y con asiento en la ciudad de Santa Rosa, y un cargo de defensor público oficial con competencia penal para el mismo juzgado.

Además, establece que las secretarías penales de los juzgados federales de Primera Instancia de Santa Rosa y General Pico se transfieran a los respectivos juzgados federales de Primera Instancia en lo Penal.

“Hay un consenso para una reforma”

La senadora nacional por Santa Fe, María de los Ángeles Sacnun, presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, que tuvo la responsabilidad de conducir el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Asuntos Penales (esta última presidida por Oscar Parrilli), donde se aprobó el dictamen para la reforma judicial, le dijo a LA ARENA en exclusiva, que «existió unanimidad, en todos los participantes del debate, en la necesidad de modificar el sistema judicial en Argentina».

Sacnun señaló que tras un arduo trabajo de tres semanas y luego de escuchar a 50 expositoras y expositores, «ninguno de ellos, haya sido propuesto por el interbloque del Frente Cambiemos, del Frente de Todos, o quienes pidieron expresarse frente al plenario de comisiones, dijo que no era necesaria la reforma. Más allá de las voces disímiles, hay un consenso en cuanto a que la justicia federal, como está, no garantiza de verdad un servicio de justicia a los ciudadanos y ciudadanas».

«El proyecto introduce algunas cuestiones muy importantes, entre ellas, la fusión del Fuero Penal y el Penal Económico en la Capital Federal. Nosotros entendimos que no era necesario mantener la fusión que planteaba el Ejecutivo, en trono al Contencioso Administrativo y al Civil y Comercial, eso lo desechamos después de escuchar a los expositores. Si vamos a crear un Tribunal, que defina las cuestiones de competencia, garantizando el acceso igualitario a la justicia, los concursos transparentes»señaló.
En tal sentido, agregó que «va a haber una primera parte escrita y anónima, para evitar favoritismos, y quienes aprueben dicha parte del examen, van a proceder a llevar adelante las audiencias públicas». Asimismo, dijo que «transparentamos el sistema de sorteos, para que sean públicos y con control de las partes».

Además, Sacnun destacó que «se mantienen las secretarías especializadas en materia de delitos de lesa humanidad, una política de Estado, que nos ha generado un fuerte prestigio internacional». Asimismo, señaló que se introdujo la paridad de género, «garantizando la igualdad, al introducir la perspectiva de género, y terminar con ese ‘techo de cristal’ que tenemos las mujeres muchas veces para ingresar a nuestros empleos y estar en igualdad de condiciones, sobre todo en este Poder, que es el menos democrático, y requiere que avancemos en ese sentido».

Sacnun, dijo que «es un proyecto fortalece mucho a las provincias, y dentro de las reformas que introdujimos en el Senado, también federalizamos la estructura de la Justicia Federal, logrando enormes avances en ese sentido».

-¿Cree usted que la oposición estuvo a la altura de las circunstancias o se perdió la oportunidad de aportar, realmente, a la reforma que se estaba tratando?
– Creo que se perdieron la oportunidad de aportar a la reforma, porque éste no es un proyecto que llegó a libro cerrado. Llegó con el mismo planteo del propio presidente de la Nación, pidiendo que se revea y se discuta en el ámbito parlamentario. Así se lo hicimos saber al interbloque Cambiemos, pero no hubo una actitud de trabajar sobre el dictamen, sobre el proyecto, sobre las reformas. Primero plantearon que lo íbamos a votar a libro cerrado, y cuando vieron que estábamos trabajando sobre las reformas, comenzaron a plantear una serie de cuestiones que están alejadas de la realidad. Como que se buscaba impunidad en causas que estaban en trámite, cuando el propio proyecto establece que continuarán a cargo de todas las causas sus jueces naturales, no va a haber ningún tipo de cambio respecto de ello. Creo que se pierden la oportunidad enorme de contribuir a la reforma de la justicia, porque creo que no quieren que la justicia federal cambie. Fundamentalmente la CABA, porque en su gran mayoría, los de Comodoro Py, son jueces amigos. Creo que no deberían haber jueces amigos ni enemigos, sólo jueces probos.

– ¿Por qué cree que tienen esa postura? Solo por lo de los «jueces amigos»…
– Yo creo que es una justicia federal, diseñada en beneficio de quienes hoy son la oposición, y de sus intereses. Por eso no quieren que cambie, no quieren que se desconcentre el poder, y esto va en detrimento de la gente. Cuando no se arriba a sentencias en delitos como el narcotráfico, el de trata, el de lavado de activos, se genera un enorme daño a la sociedad. Muchos delitos comunes que se cometen en las provincias están vinculados al narcotráfico. Asimismo, el desfinanciamiento del propio Estado, que está vinculado al delito de lavado de activos, impidiendo que se pueda generar una correcta recaudación impositiva, para generar viviendas, salud, educación. Creo que nosotros a través de esta reforma, demostramos que sí pensamos en la sociedad, en un mejor servicio de justicia.

– El foco de las críticas ahora está centrado en si se avanza sobre los medios, a partir del aporte del senador Parrilli … ¿Qué puede decir en este sentido?
– De ninguna manera. Ese artículo está inserto en el título que regula las reglas de actuación de los jueces y juezas. Dentro de esa regulación plantea, entre otros, mantener un trato equivalente con las partes, no llevar adelante comportamientos que constituyan favoritismo por una de las partes, garantizar el trato digno e igualitario a las partes durante el proceso. El que genera este planteo, que creo que es fundamentalmente desde los sectores hegemónicos, es el que plantea que los jueces deben comunicar de forma inmediata al Consejo de la Magistratura de la Nación, comunicar que no es lo mismo que denunciar, cualquier intento de influencia en las decisiones. Esos intentos de influencia -lo dice la norma-, pueden ser de poderes políticos, económicos o mediáticos. La verdad que no vulnera en lo más mínimo la libertad de opinión. No se trata de que porque a un juez no le gustó una nota de opinión, o el planteo de un periodista, lo están tratando de influenciar para que dicte una sentencia. Se habla de cuando existe un mecanismo de hostigamiento o persecución. No habla de los periodistas, habla de los poderes. Yo como política no me siento afectada cuando habla del poder político, porque a mí no se me ocurriría utilizar mi influencia para presionar a un juez, para que dicte una sentencia de una manera o de otra. Lo mismo me parece que se plantea de los poderes económicos o mediáticos. Acá no se trata del oficio del periodista o la periodista, que están en todo su derecho de plantear una disidencia con un juez, o de plantear una nota que no sea agradable para un juez, pero hay que distinguir eso, de lo que puede ser una operatividad montada en torno a un sistema para generarle presión a un juez o jueza. Creo que se ha distorsionado y no se ha leído el artículo.

-¿En el Senado se tratará la semana entrante?
– Esperamos que así sea. Ingresó el jueves, y son siete días para poder ingresarlo al recinto, así que entiendo que seguramente la semana próxima lo estaremos tratando.

-¿Cómo cree que se va a dar el tratamiento en la Cámara Baja?
– Esperamos que este fortalecimiento de la justicia federal en las provincias argentinas haga que los diputados y diputadas acompañen. Me parece que es muy importante estar llevando a todas las provincias la posibilidad de mejorar el servicio de justicia, es una muy buena noticia. Es fundamental garantizar que se aceleren los juicios y las sentencias, que en definitiva le lleven tranquilidad a la gente.

-¿Están contando los votos? ¿Puede llegar a tener dificultades el oficialismo en Diputados?
– Nosotros tenemos números ajustados en la Cámara de Diputados, esta es una realidad. Pero creo que entre el Frente de Todos y sus aliados, podemos estar llegando a tener los números necesarios.

Fuente: La Arena

Compartir