El Ministerio de Salud confirmó que encontraron 4 millones de dosis de vacunas vencidas adquiridas durante el gobierno de Mauricio Macri, que nunca se repartieron entre la población ni fueron aplicadas. El hallazgo fue en un frigorífico de la Ciudad de Buenos Aires y será denunciado formalmente ante la justicia por la cartera que conduce Ginés González García.

Se trata de dosis de las vacunas Prevenar 13, contra el neumococo; Sabin Oral antipoliomielítica; anti cólera y DPT-A, la triple contra la difteria y el tétanos. El Ministerio confirmó que los fármacos nunca se utilizaron y por este motivo se encontraron vencidos, es decir no aptos para su aplicación.

La compra había tenido un costo de alrededor de 1.403 millones de pesos y el almacenamiento en parte de las instalaciones de un frigorífico porteño implicó un extra de 15 millones de pesos. Este gasto cayó en saco roto ante la falta de distribución por parte de las autoridades sanitarias de la cartera que durante la gestión de Macri condujeron Jorge Lemus y Adolfo Rubinstein, y que luego fue degradada al rango de secretaría con su consecuente desfinanciamiento.

El gobierno nacional estimó que el monto que le demandará al Estado el procedimiento reglamentado por las autoridades sanitarias para la destrucción de vacunas vencidas será de alrededor de 5 millones de pesos, según publicó Página 12.

Compartir