A pocos días de que se defina una nueva fase de las restricciones por el coronavirus, el presidente Alberto Fernández planteó la posibilidad de volver a la cuarentena estricta en la área metropolitana. Recordó que “el botón rojo siempre está a mano”, sobre la posibilidad de endurecer el aislamiento en el área con más casos de COVID-19. Además cruzó al expresidente Mauricio Macri por sus cuestionamientos a la estrategia que adoptó el Gobierno.

Le pidió compromiso a la gente para que cumpla con las medidas de prevención de contagios y dijo que sabe que hay “cierto hastío” de la población por el extenso confinamiento. Llamó a la “capacidad de reflexión” de la sociedad y explicó que cuanto mayor sea el tiempo de aislamiento menor será el riesgo de contagio.

El Presidente dijo sobre una eventual vuelta de la cuarentena estricta en el AMBA que “el botón rojo siempre está a mano, porque la salud es lo más importante”. Advirtió que el riesgo está donde menos se lo espera y que mucha gente “se relajó equivocadamente” y no respetó las medidas de prevención.

Pidió tener “mucho cuidado y ser muy serios” y afirmó que se hizo un enorme esfuerzo para reforzar el sistema sanitario y que a nadie le falte la atención cuando lo requiera. “Es el peor momento (de la enfermedad) y el problema está lejos de resolverse”, señaló en diálogo con FM Futurorock.

Aseguró que ve “con mucha preocupación” la situación epidemiológica porque en su consideración hay “una sociedad muy renuente a volver” eventualmente a la cuarentena estricta. Aunque se mostró confiado en que lograrán contener la cantidad de contagios, con el compromiso de la ciudadanía.

Sobre las críticas al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que impide las reuniones familiares y sociales en todo el país durante el aislamiento dijo que “nadie quiere prohibir que la gente vea a sus hijos y seres queridos”. Explicó que el sentido de la medida es que las personas no contraigan COVID-19 y que “la velocidad de contagios es enorme”.

Compartir