El periodista y diputado provincial del Frente Social y Popular de Santa Fe, Carlos del Frade, anticipó que en dos meses «es probable que Vicentín declare la quiebra y eche a sus 7 mil empleados, con lo cual el problema social va a ser muy grande». Sostuvo que allí se impondrá la «necesidad de que el Estado impulse la intervención y expropiación» de la empresa.

Del Frade habló este sábado en Radio Textual (FM Sonar 97.9) sobre la situación de la empresa. “Vicentín no está en cesación de pagos por un mal manejo empresarial o por una crisis vinculada a la devaluación, sino que surge de las auditorías que produjeron un vaciamiento deliberado de la empresa a partir de 2015, cuando se constituyó una empresa espejo en Uruguay, Vicentín Family Group, que trasladó el grueso de sus activos y vació a Vicentín en Argentina”, explicó.

“Entre agosto de 2019 y enero de 2020 directivos de Vicentín hicieron 1.418 transferencias bancarias y depositaron en sus cuentas particulares 17 mil millones de pesos. Es decir, pusieron en sus bolsillos dineros del pueblo argentino. Hoy la empresa tiene un pasivo de 1.350 millones de dólares”, reveló.

«Hubo fuga de dinero y lavado de activos y todo eso se hizo con la complicidad de directivos del Banco Nación, que en ese momento tenía a Javier González Fraga a la cabeza”, remarcó.

Para del Frade no cabe dudas que hubo un «saqueo del Estado con dineros del Banco Nación», que perjudicó a 1.895 productores y 7 mil trabajadores directos.

¿Cuál será el futuro de Vicentín? «Esto va a reaparecer en dos meses porque es probable que declare la quiebra, eche a sus trabajadores y en ese momento volverá la necesidad de que el Estado impulse la intervención y expropiación», anticipó.

“Entre agosto de 2019 y enero de 2020 directivos de Vicentín hicieron 1.418 transferencias bancarias y depositaron en sus cuentas particulares 17 mil millones de pesos. Es decir, pusieron en sus bolsillos dineros del pueblo argentino. Hoy la empresa tiene un pasivo de 1.350 millones de dólares”, reveló.

«Hubo fuga de dinero y lavado de activos y todo eso se hizo con la complicidad de directivos del Banco Nación, que en ese momento tenía a Javier González Fraga a la cabeza”, remarcó.

Para del Frade no cabe dudas que hubo un «saqueo del Estado con dineros del Banco Nación», que perjudicó a 1.895 productores y 7 mil trabajadores directos.

¿Cuál será el futuro de Vicentín? «Esto va a reaparecer en dos meses porque es probable que declare la quiebra, eche a sus trabajadores y en ese momento volverá la necesidad de que el Estado impulse la intervención y expropiación», anticipó.

Compartir