La decisión beneficia a 6.151 contribuyentes de Catriló, Pico, Macachín, Santa Rosa y Toay, localidades pampeanas que ingresaron a Fase 1 por la explosión de casos en los últimos días.
 Se trata del diferimiento de los vencimientos de los impuestos provinciales que operan durante el presente mes de agosto, o sea sobre los Ingresos Brutos y a los Vehículos, correspondientes a los sectores económicos que debieron suspender su actividad días atrás.

Detalles de la medida
Los contribuyentes obligados directos del impuesto sobre los Ingresos Brutos con domicilio fiscal en las localidades citadas gozarán de un crédito fiscal equivalente al saldo a pagar resultante de las declaraciones juradas cuyo vencimiento opere en el mes de agosto de 2020, cuyas ventas corresponden al mes de junio.

El crédito fiscal otorgado actuará como un préstamo a tasa cero que deberá ser reintegrado por los contribuyentes alcanzados en doce cuotas mensuales durante el año fiscal 2021.

Por otra parte, las personas humanas que al 31 de diciembre de 2019 desarrollaban alguna de las actividades alcanzadas por el beneficio anterior también tendrán la posibilidad de abonar sin intereses la cuota del impuesto a los Vehículos que originalmente vencía en el mes de agosto de 2020 hasta el día 7 de enero de 2021, en la medida en que tengan sus declaraciones juradas al día. En este caso se beneficia a 5.420 contribuyentes, del total alcanzado por ambas medidas.

Compartir