El presidente chileno Sebastián Piñera capituló este sábado ante las pruebas irrefutables del fracaso de la estrategia de “cuarentenas flexibles” y despidió a su ministro de Salud, Jaime Mañalich, un ex directivo de la Cínica Las Condes, una de las más exclusivas del país.

La caída de Mañalich, que sobrevivió al anterior cambio de gabinete que realizó Piñera apenas unos días atrás se produce al conocerse que Chile se convirtió este viernes en el cuarto país en muertes diarias por Coronavirus, detrás de México, Estados Unidos e India. 

El epicentro de la pandemia fue la ciudad capital, donde se desplegó el incomprensible sistema de “cuarentenas flexibles” que iban girando por las comunas, según la cantidad de casos. Por eso, en Chile se habla de la caída de Mañalich en la “batalla de Santiago”.

En lugar de este ejecutivo de la medicina privada chilena, Piñera designó este sábado al ex presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, como nuevo ministro de Salud.

Compartir