La concejal santarroseña de Comunidad Organizada, Fabiana Castañiera, propuso que  “cada uno de los funcionarios públicos nacionales, provinciales y municipales, tanto del Poder Ejecutivo, Legislativo como así también magistrados del Poder Judicial” aporten a un impuesto extraordinario hasta que concluya la crisis provocada por el coronavirus. Afirmó que “no se sale de la crisis cobrando más impuestos a la sociedad, sino incentivado a los distintos sectores de la economía a que realicen inversiones. Además aprovechó para pegarle nuevamente al intendente Luciano di Nápoli porque no creó un Comité de Crisis Local.

El comunicado completo de Castañiera que colgó en las redes:

“LA POLÍTICA QUIERE CREAR MÁS IMPUESTOS, QUE EL PRIMERO SEA PARA LA POLÍTICA.

 En el dia de ayer, el oficialismo (Frejupa) presentó un proyecto de resolución, para que el Concejo Deliberante apoye una iniciativa por parte del Poder Legislativo Nacional, del Proyecto de ley de Tributo Extraordinario a las grandes riquezas.

Ahora, cuando se habla de impuestos extraordinarios, se está admitiendo una crisis socioeconómica, paradójicamente éste municipio ha negado la creación del Comité de Crisis Local, argumentando que se había restablecido la actividad económica en Santa Rosa; es absolutamente evidente que no quieren crear esta herramienta para que no llegue a la superficie institucional la crisis social que estamos sufriendo.

Es un acto de irresponsabilidad del cuerpo que integro, pronunciarse a favor de un anteproyecto de ley que aún no ha sido presentado institucionalmente en el ámbito que corresponde.

Desde nuestro espacio entendemos que no se sale de la crisis cobrando más impuestos a la sociedad, sino incentivado a los distintos sectores de la economía a que realicen inversiones. Es el Estado el que debe fortalecer a las empresas y pymes para que realicen inversiones y contribuyan con el país, para ponerlo en pie nuevamente luego de una crisis que ya existía, y se termina de profundizar por la emergencia global actual.

Por eso, es que propongo como concejal, y en representación de Comunidad Organizada que todos, y cada uno de los funcionarios públicos nacionales, provinciales y municipales, tanto del Poder Ejecutivo, Legislativo como así también magistrados del Poder Judicial, aportemos a un impuesto extraordinario hasta que concluya esta crisis humanitaria provocada por la pandemia de Covid-19, ya que estamos en la función pública para servir a nuestro pueblo.

Recordemos además que el único sector que ha seguido percibiendo ingresos, han sido los ocupantes de cargos públicos en nuestro país, y el resto de la comunidad en sus distintos sectores vieron mermado o tuvieron que cerrar sus fuentes de ingreso, de producción y trabajo. Por lo tanto los funcionarios públicos deberíamos ser los primeros sujetos obligados a pagar un impuesto extraordinario al pueblo”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir