El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, lanzó una jugada arriesgada y, todavía sin aval formal de Nación, anunció que el 15 de junio vuelven las clases presenciales en las escuelas de su provincia, donde no hay circulación del coronavirus.

El radical ya había generado fastidio en la Casa Rosada en otras oportunidades donde anunció la habilitación de actividades sin aval nacional, como la apertura de shoppings. Pero ahora su apuesta es mucho más riesgosa.

Tras los dichos del ministro de Educación, Nicolás Trotta, que abrió la puerta al regreso de las clases en algunas provincias, el dirigente radical se apuró y unas horas después presentó su plan de retorno a las aulas a partir del 15 de junio.

El plan contempla el adelanto de las vacaciones de invierno, que comenzarían el próximo lunes 1 de junio y culminarían el 14 del mismo mes. “Desde el lunes que viene los docentes a descansar. Se para la actividad en todos los niveles y en todas las modalidades”, dijo Morales.

El lunes 15 se pone en marcha el regreso a las escuelas, con la idea de convertirlas “en centros de apoyo” y que los estudiantes asistan a las aulas como complemento de la educación virtual. El programa será “voluntario”, detalló el gobernador.

Morales precisó que la logística a implementarse se buscará terminar de acordar con los gremios del sector, con el objetivo de “bajar al máximo posible la circulación de docentes y alumnos”. Entre varias medidas que incluirá el plan se contempla que no podrá haber más de 15 estudiantes que asistan en un mismo horario y que en el caso de alumnos que viven alejados de sus escuelas, deberán asistir a la más cercana debiendo en esos casos los docentes establecer las conexiones necesarias para hacer el seguimiento correspondiente.

El plan de retorno tendrá cuatro fases. La primera contempla a escuelas en zonas rurales y con albergue, donde la actividad se reiniciará el 15 de junio y tendrá la modalidad de 20 días presenciales y 10 sin asistencia

En la fase 2, a aplicarse desde el 22 de junio, se encuentran escuelas de zonas rurales dispersas. El regreso será con dos modalidades: 20 días de concurrencia y 10 sin presencia, o 5 días de clases y 2 de descanso.

En la fase 3 se abarcará a zonas urbanas de alta vulnerabilidad desde el 29 de junio. Y la última etapa incluye a las zonas urbanas de vulnerabilidad media y baja a partir del 13 de julio. En ambas etapas se prevé que los alumnos vayan una vez por semana a las escuelas.

En Jujuy no hay casos de coronavirus desde hace más de 50 días, con la excepción de un positivo registrado este fin de semana, de un ciudadano de Buenos Aires que regresaba desde Perú y fue aislado en la frontera. “Por más que se asigne a Jujuy el caso del ciudadano peruano que reside en Buenos Aires, no es nuestro”, completó Morales. (fuente: La Política Online)

Compartir