Punto final de la relación entre Autobuses Santa Fé y Santa Rosa. Este lunes en el puesto caminero sobre la ruta nacional 188 en cercanías de Bernardo Larroude, se firmó el convenio de rescisión, por mutuo acuerdo, del contrato que el municipio capitalino tenía con la empresa concesionaria de  colectivos. El nuevo servicio estatal largará en junio.  Le alquilaron 20 micros a la empresa que se vá.

Hasta ese puesto caminero fue el intendente Luciano di Napoli para rubricar, junto al gerente general de la empresa, Lucas Fernández, la rescisión del contrato en cuestión, que contempla  que Autobuses deje 20 colectivos,  durante un plazo de un año,  en poder del municipio santarroseño a cambio de alquiler simbólico cercano a los 50 mil pesos anuales.

De ese modo, haciendo uso de esas 20 unidades durante ese período, el municipio logrará hacer efectivo el cobro de tasas atrasadas por la empresa que no se encuentren judicializadas a la fecha del convenio.  “No obstante, de ninguna manera, el municipio renuncia al cobro de las tasas y multas que ya han sido intimadas y verificadas con anterioridad”, se esforzó en aclarar prensa municipal.

Así, la Municipalidad se aseguró el tiempo para poder armar el andamiaje jurídico del ente municipal que operará a partir de junio y se aseguró también todas las unidades para comenzar a prestar el servicio por el plazo de un año.

Puesto caminero

La firma del convenio de rescisión se hizo en el Puesto Caminero de la ruta 188 porque el gerente general de la empresa provenía de Santa Fe, donde hay circulación viral del Covid-19, habiéndose registrado hasta el mediodía de hoy 243 casos acumulados. Por esa razón di Nápoli fue hasta el lugar.

 

Compartir