En una charla con medios locales, el gobernador jujeño Gerardo Morales, pidió cerrar las fronteras de su provincia para que no vengan los «contagiados» de la Capital y Buenos Aires. Además tiró un pronóstico devastador: «Buenos Aires y el conurbano van a explotar» de infectados de Coronavirus. «Va a ser tremendo, va a ser tremendo», repitió.

Morales realizó una conferencia de prensa en la que se mostró enojado con las familias que tienen hijos en la Ciudad y en la Provincia y aún no los llevaron de vuelta a la provincia norteña. «Hay padres ahora que recién se les ocurre, no pueden entrar. Recién está apareciendo gente que los quiere traer», se enojó.

Y anunció que no recibirá más gente en la provincia: «Ya la cortamos el que se quedó en Buenos Aires el que se quedó en Córdoba se queda. Hay padres que recién están reaccionando. La cortamos porque no sé qué hacen algunos padres que han estado especulando. Tengo 700 pedidos en la dirección de transporte», explicó.

Además lanzó una frase que sorprendió por su crudeza. «Les pido a los medios nacionales que no lo repitan, pero Buenos Aires y el conurbano van a explotar. No quiero meter miedo, pero es la realidad», dijo.

«Arrancamos con estos quince de cuarentena, pero yo no sé si van a ser más. China no levanta la cuarentena y ya controló la situación»,  agregó. (fuente: La Política Online)

Compartir