El Gobierno nacional informó que el sábado a la noche sufrió un hackeo en la página web del Boletín Oficial con la publicación de una falsa versión de la edición 34.329 del órgano en el que se publican y oficializan leyes, decretos, resoluciones y otras normativas.
Un detalle no menor: la versión digital del Boletín Oficial se considera un documento igual de válido que su edición impresa; tal como señala el propio Boletín: “La edición electrónica del Boletín Oficial adquiere validez jurídica en virtud del Decreto N° 207/2016”.
En la versión “fake” figuraba, entre otras, una resolución 3/2020 que establecía cómo debía funcionar el régimen de licencias por coronavirus para los empleados del Estado para casos confirmados, sospechosos o que hubiesen viajado a zonas de circulación y también habilitaba a las gerencias de Recursos Humanos de las distintas dependencias públicas nacionales a establecer sistemas de trabajo remoto (o home office) para cualquier
empleado que pudiera desarrollar sus tareas habituales u otras similares en esa modalidad.
Sin embargo, desde el Gobierno de Alberto aseguraron que esa resolución -que figuraba en el sitio web del Boletín Oficial- es falsa, como toda la versión de la edición 34.329 que desde la mañana y hasta la noche del sábado aún se podía descargar de la página oficial. La resolución también había sido difundida por la Secretaría de Empleo del Gobierno.
En la versión del Boletín Oficial que los voceros del Gobierno calificaron de fraudulenta también figuraba la resolución 103/2020 del Ministerio de Educación que establece los parámetros con los que deben comportarse las escuelas que tuvieran casos sospechosos o confirmados de coronavirus. Esa resolución, cuyo contenido también fue publicado por el Ministerio de Educación en su sitio web, no es falsa, aunque no figura en la versión oficial del Boletín que difundió Jefatura de Gabinete. (fuente: El Cronista)

Compartir