El gobierno de Axel Kicillof agregará 200 camas nuevas de terapia intensiva e incorporará unos 1.800 trabajadores de la salud para hacer frente al avance del Coronavirus en la provincia de Buenos Aires.

El ministro de Salud, Daniel Gollan, convocó a los secretarios de salud de los 135 municipios y les informó que “la consigna es aplanar la curva”. El funcionario consideró vital el nivel de atención primaria y por ese motivo pidió generar un comité de crisis en cada municipio y establecer una línea directa de contacto con la cartera de Salud.

Desde Salud informaron además que se incrementarán los insumos sanitarios. Este año se adelantará y extenderá el período de las becas ‘IRAB’, dispuesta todos los inviernos, para reforzar el personal sanitario frente a las infecciones respiratorias. Además, se sumarán recursos para el SAME.

A nivel gabinete provincial, se dispuso que una vez por semana los ministros de las distintas áreas de gobierno para estar notificados sobre el avance de esta enfermedad y actualizados con los protocolos sanitarios dispuestos.

En este sentido, se les pidió a los secretarios de salud de todos los municipios bonaerenses que repliquen esta acción en cada distrito, y generen su propio comité de crisis a fin de estar comunicados frente a la contingencia por el COVID-19. “Quizá esta oportunidad nos sirva para dejar una red rápida funcionando, la comunicación va a ser central, interna y externa, tratémoslo de hacerlo todos juntos”, dijo Gollan.

El jueves, Kicillof declaró el ‘estado de emergencia sanitaria’ en el ámbito de la provincia por 180 días.

A través de un decreto, el Gobernador otorgó facultades al ministro de Salud para suspender licencias anuales del personal que preste servicio en los hospitales y del personal temporario. Además, las compras de equipamientos e insumos necesarios para combatir el virus tramitarán con “especial y prioritario despacho”.

El Gobernador decidió además suspender durante un plazo de 15 días la realización de todo evento cultural, artístico, deportivo y social de participación masiva. También faculta a los ministros a establecer modalidades de trabajo domiciliario y flexibilidad de horarios laborales.

La provincia cuenta con 80 hospitales públicos y 18 unidades de pronta atención. En términos globales, la provincia cuenta con 6.587 establecimientos asistenciales para la atención de su población -sin contar los correspondientes a la tercera edad-, de los cuales el 38% pertenece al sector público.

En cuanto a camas habilitadas, la provincia concentra (según datos de 2016) el 36,5% del total del país. Si se mida por cantidad de población alcanzaría a 3,5 camas cada 1000 habitantes, similar al total nacional de 3,7 cada 1000 habitantes. (fuente: La Política Online)

 

Compartir