Al mejor estilo Altolaguirre, la gestión que comanda Luciano di Nápoli repitió el procedimiento de la anterior conducción y asfaltó la parte central de la calle 1° de Mayo, entre Almirante Brown y Estrada, sin correr  a los vehículos que estaban estacionados frente a sus casas. Las fotos se masificaron, las críticas se multiplicaron y la municipalidad tuvo que salir a aclarar por qué hizo lo que hizo. Las tareas “consistieron en la cobertura de baches que se presentaron en el lugar”, justificaron desde San Martín 50.

“Esas obras específicas no responden a las prácticas de asfaltado de calles, sino que, una vez que se re-acondiciona el bache, se lo cubre con asfalto, para lo cual no se necesita generar inconvenientes, instándolos a retirarlos, a los vecinos que tienen vehículos estacionados sobre la arteria donde se efectúan esos trabajos”, agregaron desde el área de prensa del municipio. (foto: facebook Gastón Lang)

Compartir