El diputado nacional Martín Berhongaray presentó un proyecto de ley para que se instituya el 14 de noviembre como “Día Nacional de la Diabetes”.

El proyecto del radical pampeano faculta al Ministerio de Educación de la Nación para que se coordine con las autoridades educativas de cada una de las provincias y de CABA la inclusión en el calendario escolar de jornadas que promuevan la concientización, sensibilización y prevención de la diabetes, entre otras tareas.

Berhongaray indicó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) viene advirtiendo sobre la problemática y los riesgos que conlleva para la salud la elevada prevalencia y expansión de la diabetes en el mundo, llegando a considerarla una pandemia a nivel mundial.

Según los resultados correspondientes a la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS), realizada por el Ministerio de Salud de la Nación, en la población Argentina alrededor del 25 % padece obesidad mientras que más del 27 % sufre de sobrepeso. Estas cifran evidencian que más del 50 % de la población de nuestro país presenta sobrepeso y obesidad.

Por su parte, conforme los datos de la tercera Encuesta Mundial de Salud Escolar 2018 (EMSE 2018), el 30,3 % de los estudiantes de 13 a 17 años presentó sobrepeso y el 7,4 % obesidad. El exceso de peso (la sumatoria de sobrepeso y obesidad) fue por lo tanto de 37,7 % en los jóvenes de 13 a 17 años. El sobrepeso fue mayor en los chicos de 13 a 15 años que en los de 16 y 17 años (33,1 % vs 25,1 %).

El  Resumen Ejecutivo de la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNYS 2) de Septiembre 2019, confirma que la epidemia de sobrepeso y obesidad continúa aumentando sostenidamente en Argentina. Esto está en concordancia con lo observado en la 4ta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, donde la prevalencia de exceso de peso fue de 66,1%.

Las encuestas aemás coinciden en que aproximadamente la mitad de la población con exceso de peso se encuentra en rango de sobrepeso y la otra mitad en rango de obesidad.

Un estudio de la Federación Internacional de Diabetes (FID) advierte sobre las dificultades de los padres para detectar los signos de alerta de la diabetes en sus propios hijos. Según el mismo estudio, a pesar de que la mayoría de los encuestados tenían un familiar con diabetes, 4 de cada 5 padres tendrían dificultades para reconocer los signos de alerta.

“Si bien la obesidad afecta en todas las etapas de la vida, debe resaltarse el creciente aumento en niños y adolescentes que trae aparejado riesgos a futuro toda vez que las enfermedades asociadas (diabetes tipo 2, hipertensión arterial, apnea del sueño, dislipidemias, etc.) comienzan a aparecer cada vez con mayor frecuencia a edades tempranas, disminuyendo la calidad de vida en forma significativa. En los últimos años se verificó un aumento en la prevalencia de la obesidad, resultando los adolescentes el subconjunto poblacional con mayor incidencia de casos”, explicó el radical.

“Ello deviene aún más preocupante si consideramos que la expresión del sobrepeso durante la infancia y adolescencia, también acarrea consecuencias graves para la salud, como hipertensión, depresión y exclusión social. Recientemente se demostró un incremento en la incidencia de diabetes mellitus tipo 2, también conocida como diabetes del adulto, en la población pediátrica (hasta 14 años) y mayor prevalencia de los factores de riesgo cardiovascular”, cerró el diputado.

 

Compartir