Daniel “Pali” Bensusán, ministro de Gobierno y Justicia que seguirá en el cargo en la gestión Ziliotto, dijo que “Argentina empieza una etapa de esperanza, un camino que no será fácil, ni inmediato, pero sí que cuenta con la expectativa de mejora en la calidad de vida de los argentinos”.

“Culmina una forma de gobernar que le trajo graves consecuencias al país, y en particular a La Pampa. Se va un gobierno que deja al 40% de los argentinos sumidos en la pobreza, y 6 de cada 10 chicos pobres. Se bajaron los índices de calidad de vida. No hubo ninguna medición positiva en cuanto a inversiones sociales, se bajaron las prestaciones para los sectores más humildes. Se castigó a la clase media de nuestro país casi con saña. Se atacó sistemáticamente a todo intento de industrializar nuestra producción”, aseguró.

 “Alberto y Cristina Fernández cuentan con el aval que le dieron los argentinos en las urnas. Todo se inició con un proceso político de unidad, donde La Pampa tuvo mucho que ver. Hay un gabinete interesante para gestionar”, resaltó el funcionario.

Bensusán destacó la capacidad política y de gestión de Carlos Verna, “la historia lo reconocerá como el estadista que logró gobernar a La Pampa en los cuatro años más duros del país, desde el retorno de la Democracia. La Pampa se caracterizó por tener un gobierno presente ante cada necesidad que fue gestando la dura política económica nacional”.

“No nos dieron fondos para vivienda, acá las hicimos igual, junto con los intendentes. Desfinanciaron la educación, acá se garantizó la continuidad de programas. Faltaron vacunas, y acá se siguió vacunando. Quitaron derechos y acá los garantizamos”, enumeró.

Resaltó que este martes “se inicia, con la gobernación de Sergio Ziliotto, el camino hacia la cuarta década del peronismo administrando el destino de la provincia. Desde el retorno democrático a la Argentina los pampeanos nos han dado la responsabilidad de llevar adelante el gobierno provincial, y eso nos da una responsabilidad extra, a la que estoy seguro de que vamos a estar a la altura, con el gabinete que continuará la gestión actual”.

“El desafío por delante es interesante, se deben curar heridas y gestionar desde una situación económica difícil. El peronismo, como a lo largo de su historia, estará firme en evitar que el costo de las medidas que se tomen lo terminen pagando los sectores carenciados de nuestra sociedad”, cerró (fuente: La Reforma)

 

Compartir