Patricia Testa, todavía diputada provincial de la UCR, formalizó este martes la renuncia a su banca en el Concejo Deliberante de Pico. La dirigente radical, enfrenta duros cuestionamientos de dirigentes norteños de su partido (la quieren expulsar), por la decisión que tomó.

Testa ya había renunciado ante el Tribunal Electoral Provincial, pero debía hacerlo ante el CD piquense, que mañana realizará una sesión preparatoria en la que se definirán los bloques del próximo cuerpo deliberativo. Se especula que la oposición contará con dos espacios.

Pese al ataque, en especial de  los radicales de Pico, algunos correligionarios santarroseños como Marcos Cuelle o Francisco Torroba, salieron a bancarla.
”Son cuestiones personales, tiene problemas de salud con su marido, con su hija y con un padre mayor, entonces prima el ser humano por sobre las necesidades partidarias. Ha habido un exceso del comité de Pico al querer expulsarla”, dijo el ex intendente de Santa Rosa. (fuente: La Reforma)

Compartir