El todavía edil y próximo a asumir en unos días como diputado provincial, Marcos Cuelle, salió públicamente a respaldar Patricia Testa, quien renunció esta semana a la banca de concejala en Pico. El radicalismo de la ciudad norteña la quiere echar del partido, porque creen que hay un arreglo personal con el ultramacrista Martín Maquieyra (ex candidato a intendente). “Quien acusa debe probar la culpa del acusado no con dimes y diretes, sino con pruebas ciertas para que no haya dudas sobre su culpabilidad”, afirmó el santarroseño en su cuenta de face. “Patricia Testa ha sustentado durante su vida política los ideales y principios de la UCR, ha mantenido una labor intachable en la función pública”, agregó en su posteo.

El texto de Marcos

“Existe un principio jurídico que manifiesta “in dubio pro reo”, es en caso de dudas por insuficiencia probatoria, se favorecerá a quien se le imputa o acusa de algo. Es decir que quien acusa debe probar la culpa del acusado no con dimes y diretes, sino con pruebas ciertas para que no haya dudas sobre su culpabilidad, y por el contrario, el acusado no debe probar su inocencia, se supone inocente. Lo que se traduce “ante la duda, a favor del reo” o si lo prefieren de la rea”, escribió el dirigente.
Patricia Testa ha sustentado durante su vida política los ideales y principios de la UCR, ha mantenido una labor intachable en la función pública y además como si fuera poco, genera empatía frente a cada persona que ha tomado contacto con ella. Podría resumir diciendo que Patricia “la rea”, es una mujer del pueblo”, continuó.
“Por lo tanto me pregunto si Patricia necesita a la UCR, o la UCR necesita hombres y mujeres como Patricia. Las comparaciones son odiosas, pero a veces necesaria, sobre todo por lo vertiginoso que resultan los procesos políticos. Sobran los ejemplos de radicales que el partido a expulsado y luego han ido a buscarlos; sobran los ejemplos de radicales que sin ser expulsados, participan activamente de otros espacios políticos, ocupando cargos de representación y siguen siendo afiliados o afiliadas a nuestro partido”, agregó.
“En lo personal no hubiera tomado la decisión de renunciar a la banca, hubiera preferido tomarme licencia, pero no soy Patricia y no estoy en su cabeza. Sea cual sea la decisión final que se tome orgánicamente, quiero agradecerle a Patricia una lección que me diera durante su mandato como concejala, fue aquella vez que siendo un simple ciudadano, leía en los diarios que una concejala de General Pico, iba al lado de trabajadores municipales, haciendo el recorrido nocturno de recolección de residuos, y entonces comprendí que la buena política se hace involucrándose. Gracias por esa enorme lección”,
cerró.

Compartir