Evo Morales convocó a nuevas elecciones en Bolivia, ante la escalada de violencia en su país en medio de denuncias de fraude. La decisión la dio a conocer este domingo cuando se conoció un informe lapidario de la OEA que alerta sobre «fallas graves» en el proceso.

«Escuchando a la Central Obrera Boliviana, el Pacto de Unidad y otros sectores sociales, he decidido renovar la totalidad de los vocales del Tribunal Supremo Electoral y convocar a nuevas elecciones generales que, mediante el voto, permitan al pueblo boliviano elegir democráticamente a sus nuevas autoridades, incorporando a nuevos actores políticos», informó Morales en una conferencia de prensa  el hangar de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB).

El presidente de Bolivia también anunció que renovará el Tribunal Supremo Electoral. Según explicó, la Asamblea Legislativa se reunirá con las fuerzas políticas para establecer los procedimientos de elección de los nuevos vocales, aunque todavía no se precisó la fecha para los nuevos comicios.

Junto a su vice, Álvaro García Linera, y representantes de movimientos sociales afines, el boliviano pidió «bajar la tensión» en su país y reclamó: «Todos tenemos la obligación de pacificar Bolivia».

Alberto Fernández al encabezar el sábado el encuentro del Grupo de Puebla en Buenos Aires, manifestó su «total respaldo» al presidente boliviano en lo que consideró un «intento de interrumpir el orden constitucional» de ese país. En rigor, en esa cumbre de dirigentes progresistas latinoamericanos se definió a Morales como «presidente legítimo» de Bolivia. (fuente: La Política Online)

 

Compartir