La futura intendenta de Pico y todavía ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, aseguró que el triunfo de Alberto Fernández “generó esperanzas  y cambió el humor” en la gente, pero aclaró que por la crisis que deja el gobierno de Macri “a partir del 10 de diciembre van a haber cambios, pero no magia”.

Alonso, en diálogo con el programa «Amanece que no es poco»de FM Sonar 97.9, indicó que “va a ser difícil reconstruir todo lo que destruyó el Gobierno nacional”,  pero confió en poder “revertir” la crisis.

“Creo que con el triunfo de Alberto cambió el humor de la gente, generó una esperanza. Veo expectativas, aunque también tenemos que saber que el 10 de diciembre van a haber cambios, pero no magia”,  expresó la piquense.

“Va a ser difícil reconstruir todo. Hay una crisis económica y social muy profunda, pero detrás hay ánimo de esperanza de revertirla”, dijo.

“Tendremos un gobierno nacional peronista y una provincia que seguirá gobernada por el peronismo que va a fortalecer políticas públicas que son de la gente. En ese sentido, el presidente nos va a facilitar mucho las cosas”, agregó. (fuente: Diario Textual)

 

Compartir