“Ya ganamos en la primera vuelta, falta por computar 1.58%, pero ya ganamos con el voto rural”, aseguró Evo Morales. Su rival, Carlos Mesa, segundo en los cómputos, anunció la formación de una alianza para defender el voto y acusó a Morales de un “monumental fraude” para reelegirse.

El sistema electoral boliviano da la victoria al candidato con al menos el 50 por ciento más uno de los votos o el 40 con diez puntos de ventaja sobre el segundo, pero si no alcanza estos porcentajes, los dos más votados van a segunda vuelta.

Compartir