Alfredo Casero volvió a cargar contra el kirchnerismo, defendió al Gobierno de Mauricio y fue al hueso contra Miguel Angel Pichetto: «No se puede confiar en un peronista remanido», disparó.

Consultado sobre qué era para él el kirchnerismo, el creador de la frase «queremos flan», aseguró: «La mentira, el choreo, el manejo de los pobres, la creación de pobres en todo el país». «En las provincias kirchneristas han sido donde más creció la pobreza. Nunca la combatieron y ahora lo vez a Manzur ​diciendo: ‘La emergencia alimentaria’ ¿Sabés para qué es la emergencia alimentaria? Para hacerle un agujero al Banco Central para salir a repartir guita hoy», argumentó el actor y humorista al ser entrevistado por Luis Novaresio en A24.

En ese sentido, el intérprete afirmó que el kirchnerismo le dio la posibilidad de «ver el cinismo y la mentira despiadada directamente en la cara». Y agregó: «¿Qué es el kirchnerismo? ¿Fernández, que hace tres meses atrás estaba hablando barbaridades de lo que hoy apuntala, mejora y trata de darle el impulso que necesita para él ser presidente? ¿Y que todo el mundo sabe que no va a ser él el presidente?».

Casero también se refirió a Cristina Fernández de Kirchner, candidata a vicepresidenta del Frente de Todos: «¿Cómo va a cambiar Cristina, si todo lo que hace es para no ir en cana? ¿Cómo se mantiene una fuerza política sin largar una sola puta idea? ¡No hay una puta idea que me haya tirado Fernández. Bla, bla, bla, ¡y no dice nada! El asunto es ‘hagan silencio hasta que arranque todo'».  Casero llamó a defender al Gobierno y «no quedarnos en casa esperando que vengan los nazis con los tanques”.

El actor le dedicó una dura reflexión a Miguel Ángel Pichetto por sus antecedentes de respaldo a las políticas del kirchnerismo y por su postura contra el desafuero de la expresidenta. «Yo no confío mucho en Pichetto. No se puede confiar en un peronista remanido, vuelto atrás. Hay cosas que comparto con este Gobierno y otras que no comparto», dijo, y recalcó: «El mismo Pichetto que ahora habla es el mismo que constantemente no permitió que se llevara en cana a Cristina Kirchner, alias Porota. No podemos ser tan estúpidos de olvidarnos», planteó.

 Sobre el gobierno de Mauricio Macri, en cambio, el humorista aseguró que «fue absolutamente democrático» porque «se permitió decir todo a todo el mundo» y «no se persiguió a nadie». «Se persiguió al narcotráfico, la corrupción», dijo.

Por último, Casero contó cómo seguirá su vida después de las elecciones: «Vengo peleando desde 2013 por lo que pienso. No tengo problema en seguir haciéndolo hasta el momento que yo crea que terminé lo mío. Creo que debería ser en estas elecciones, porque vox populi, vox dei. Si el pueblo quiere una cosa así, yo no tengo nada más que hablar. Ya sea que gane o pierda Macri, yo tengo que terminar con eso o dedicarme específicamente a la política, cosa que no crea que pueda hacer porque no sé hacerlo». (fuente www.perfil.com).

 

Compartir