La Cámara Federal porteña ordenó hoy la excarcelación de los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa en el marco de la causa de los cuadernos. La liberación era inminente desde que fueron sobreseídos por la jueza María Eugenia Capuchetti (la única del fuero federal nombrada por Macri) en la causa por la venta del Grupo Indalo, y más desde que el TOF 3 ordenó su liberación en el marco de la causa por defraudación al Estado por la retención indebida del impuesto al combustible.

No obstante, López y De Sousa continuaron presos por la causa de los cuadernos, donde el juez Claudio Bonadio les había dictado prisión preventiva. Su situación se allanó hace dos días cuando la Cámara ordenó la liberación del empresario Gerardo Ferreyra que estaba en una situación similar.

Ahora, resta conocer el monto de la fianza que les impondrá Bonadio, aunque en el entorno de los empresarios esperaban que el juez ponga una cifra altísima para mantenerlos detenidos. Ya lo hizo con Ferreyra, al que le fijó una caución de 50 millones de pesos, considerada excesiva por el dueño de Electroingeniería.

Por esto, el abogado de López, Fabián Lértora, había pedido que se le fije caución juratoria y, en todo caso, prohibición de salida del país porque tiene todos sus bienes embargados y está inhibido en lo personal, así como en todas sus empresas. «Se podría tornar muy difícil -o directamente imposible- el cumplimiento de cauciones reales», argumentó.

La situación de López y De Sousa era «prioritaria» para Alberto Fernández, que públicamente dijo que estaban detenidos de manera irregular ya que no tenían condena. El actual candidato a presidente fue abogado de ambos.

La decisión de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, de la Sala I del tribunal de apelaciones, se basa en que a esta altura de la investigación y con la parte central del caso de los cuadernos elevada a juicio, ya no puede justificarse la necesidad de mantener a los imputados privados de su libertad.

López y De Sousa estaban bajo prisión preventiva en el marco de expedientes vinculados a la causa de los cuadernos: una acusación es por lavado de dinero relacionada a un departamento ubicado en el mismo edificio donde vive Cristina Kirchner y la otra es por cartelización de la obra pública, en la que fueron investigados más de 100 empresarios. (fuente: La Política Online)

 

 

 

Compartir