Hernán Pérez Araujo, calificó de “anacrónico” el proyecto de un grupo de diputados radicales de eliminar el pago de las licencias gremiales y le reclamó a la dirigencia de la oposición “que se jueguen por las posturas que sostienen, porque en la Argentina que viene no hay lugar para tibios”.

“Nosotros no escondemos nada, mostramos con orgullo nuestros referentes provinciales y nacionales y eso debería hacer la oposición pampeana que juega a las escondidas permanentemente”, advirtió.

En relación al proyecto impulsado por los legisladores radicales afirmó que “atrasa y mucho, pareciera que nos quieren retrotraer a 1949, antes de la constitucionalización de los derechos laborales y gremiales. Sinceramente, me parece un anacronismo que muestra cierta ideología que a veces se intenta maquillar y que se revela en tiempos electorales para seducir a cierta parte de la sociedad que puede pensar de ese modo”.

Cornejo: “Un gran mentiroso”

Pérez Araujo, celebró que las provincias integrantes de Coirco, a excepción de Mendoza que no asistió a la última reunión del organismo, hayan solicitado un estudio de impacto ambiental serio para avanzar con la represa Portezuelo del Viento.

Evaluó como posible que el cambio de postura de estas provincias “esté vinculado a los cambios políticos que se avecinan en el país”, pero aseguró que también fue un factor muy importante el “despertar de la ciudadanía de Rio Colorado y Catriel –ambas localidades rionegrinas- que comprendieron que el reclamo de La Pampa nada tenía que ver con una cuestión política, sino que tiene que ver con la legislación nacional existente que no podemos obviar”.

Consideró además que “la coacción que venía ejerciendo el gobierno nacional sobre algunos gobernadores debe estar empezando a ceder, atento a las circunstancias que son públicas y que tienen que ver con el resultado de las PASO y las perspectivas de un triunfo aún mayor del Frente de Todos en las elecciones de octubre”.

No se manifestó sorprendido por las últimas declaraciones del gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo, a quien calificó como “un gran mentiroso, que engaña a los propios mendocinos y hace caso omiso al reclamo de las demás provincias que integramos el Coirco. Claramente usa el tema de Portezuelo del Viento como actos de campaña para ver si puede, como un manotazo de ahogado, salvar la ropa de Cambiemos en Mendoza que está complicado para las elecciones del 29 de septiembre”.

 

Compartir