Los depósitos del sector privado en dólares cayeron 17% en el mes de agosto, unos 5.450 millones de dólares y cerraron en 26.600 millones de dólares, según el Banco Central. Sumados los depósitos del sector público por unos 6.600 millones de dólares, la totalidad de depósitos en moneda estadounidense fue de 33.356 millones de dólares.

Como consecuencia de esta salida de depósitos, del pago de deuda y de la venta de dólares por parte del Banco Central, las reservas internacionales en las arcas del Banco Central cayeron 13.799 millones de dólares en agosto. Se trata de una caída incluso mayor a la de todo 2013, el año de mayor caída de reservas de todo el kirchnerismo.

En total, producto de la caída de depósitos se perdieron 4.777 millones de dólares en todo el mes.

«El comportamiento de los depósitos en dólares fue heterogéneo a lo largo del mes, los depósitos en dólares del sector privado crecieron hasta el 9 de agosto y comenzaron a reducirse a partir del 12 de agosto. Al término del mes se ubicaron en US$26.600 millones, 17% por debajo del nivel que presentaban a fines de julio», dijo la autoridad monetaria en su Informe Monetario Mensual.

Además, el saldo promedio mensual de los depósitos en dólares del sector privado en agosto disminuyó en 3,2%.

La fuerte caída de los depósitos, sin embargo, no alteró notoriamente las condiciones de liquidez del sistema financiero en moneda extranjera, que pasó del 55,1% al 54,8% de los depósitos. De estos, 42,9 puntos quedaron en el Banco Central y los 12 puntos restantes en las sucursales bancarias (ligeramente por encima de los 10,4 puntos de julio).

«Tras la salida de depósitos, al término de agosto la liquidez amplia continuó ubicándose en niveles similares en relación al saldo de colocaciones en dólares, con un leve aumento de la participación del efectivo, para garantizar la provisión en las distintas sucursales bancarias», remarcó el Banco Central.

 

Compartir