El intendente de Catriló, Ricardo Delfino, denunció en la comisaría del pueblo que le dejaron dos corderos muertos en la puerta de su casa. El autor del hecho sería un empleado municipal, quien además cría animales en la zona de Cayupán. El enojo con el jefe comunal es porque en las últimas semanas perros callejeros, que están en el basurero municipal, le mataron varios lanares.
Fuentes policiales indicaron a La Arena que el viernes a la tarde, Delfino radicó la denuncia. Los corderos -uno de ellos en avanzado estado de descomposición- los habrían arrojado al inmueble de calle Avellaneda casi España -donde vive el intendente-, cerca de las 14, cuando no había moradores.
Un vecino que vió los animales le avisó a Delfino. El autor fue identificado gracias a una cámara privada que hay en las inmediaciones de la casa del intendente.
Los voceros indicaron que el vecino está molesto porque “no es la primera vez que perros que están en el basurero comunal le matan animales de su quinta”.  Y el accionar habría sido “para que el intendente tome cartas en el asunto”.
La policía le dio intervención a la Justicia santarroseña. El hecho podría derivar en una contravención.
Las quejas por la gran cantidad de canes -algunos de ellos agresivos- en la vía pública aumentaron en las últimas semanas. Vecinos exteriorizan su bronca, a través de redes sociales, y piden que las autoridades intervengan para darle una solución al tema.
Desde el municipio en los últimos tres años realizaron poco más de 250 castraciones de mascotas, algunas de ellas que no tienen dueños o éstos no se hacen cargo y los dejan en la calle. Este mes se harán otras 100 intervenciones quirúrgicas de caninos. (fuente: La Arena)

 

Compartir