Mauricio reconoció la derrota en las primarias contra el Frente de Todos de Alberto Fernández y dijo que hizo «una mala elección».  En un hecho insólito, el presidente habló sin un solo dato oficial, lo que convierte a estas PASO en un papelón histórico.

Macri, con un rostro demacrado y casi sin energía, dio un breve discurso a  las 22 desde el búnker de Juntos por el Cambio en Costa Salguero, antes de que se conocieran los datos oficiales.

«A dormir», dijo Macri, que estuvo rodeado de Miguel Pichetto y de María Eugenia Vidal. El Jefe de Estado evitó mencionar a Fernández.

 

Compartir