Las miradas apuntan este miércoles a Rosario.  Alberto Fernández reunirá esta tarde a no menos de doce gobernadores en ejercicio y a cuatro electos que asumirán el 10 de diciembre. Entre ellos estarán Carlos Verna y Sergio Ziliotto.

El precandidato presidencial del Frente de Todos firmará con cada uno de ellos una carta común de gobierno conjunto si en octubre resulta elegido para gobernar Argentina. Será un rato antes de que junto a Cristina Fernández de Kirchner encabecen en el Monumento a la Bandera y a cielo abierto el acto de cierre de campaña, que se transmitirá para todo el país.

Será la segunda visita de Fernández a la provincia, pero la primera a Rosario desde que Cristina lo proclamó precandidato a presidente. Su agenda arranca a las 9, en la sede de la Asociación Empresaria, España 848. Ricardo Diab, anfitrión, y el presidente de la Federación Industrial de Santa Fe, Guillermo Moretti, armaron una recepción para el precandidato con empresarios y comerciantes de la región. Alberto se correrá luego a otro salón del mismo edificio para encontrarse con un grupo de intendentes y presidentes comunales que el diputado nacional, y candidato por la reelección, Marcos Cleri, estuvo invitando en las últimas horas.

Los gestos de diálogo y escucha tendrán su clímax a mediodía, cuando Fernández enfile hacia Paraguay al 700 para sentarse a compartir un almuerzo con el establishment duro de la economía y los negocios de la región: la Bolsa de Comercio de Rosario. El gestor de ese encuentro ha sido el propio Perotti, siempre bien recibido en ese ámbito de financistas y agroexportadores.

Compartir