Axel Kicillof  anticipó que si gana en octubre, formará un gabinete “de coalición” donde estarán representadas todas las fuerzas que integran el Frente de Todos, sin ningún privilegio para La Cámpora.

“El gobernador voy a ser yo y el que esté va a estar aplicando un programa de gobierno que sea a favor de los bonaerenses, no a favor de nosotros. Vamos a tratar de hacer un gobierno de coalición”, dijo.

Durante una entrevista televisiva con Infobae a seis días de los comicios primarios Kicillof dijo además que trabaja para “dejar de estar divididos” y “desagrietar a la Argentina”, al advertir que “se viene una época donde va a haber que poner el hombro”.

“La campaña sucia no va más”, afirmó el exministro de Economía.”No hay confianza en este gobierno”, aseveró y señaló que “desde que llegó el Fondo Monetario Internacional (FMI), el arreglo de la cuestión monetaria cambió cinco veces respecto de cómo se maneja el tipo de cambio”, y lo consideró una “improvisación”.

“Lo único que quieren es lograr una estabilidad financiera que está atada con alambre”, apuntó. Al ser consultado acerca de sus prioridades en caso de ganar la provincia enumeró: “el empleo, la producción, la salud y la producción”. “Lo que proponemos es muy ambicioso“, chicaneó.

A su vez, el exministro aseguró que “ha bajado bastante la imagen positiva” de la gobernadora María Eugenia Vidal, y destacó los intentos de la mandataria bonaerense de “diferenciarse de Macri lo más posible”. “Hubo un trabajo permanente para separarse de Macri al punto que se convirtió en un proyecto político que era el plan V para que Vidal lo sustituya, porque tenía 10 puntos más que Macri”, indicó y analizó: “Ahora están al revés. Vidal está tratando de levantarlo a Macri en la provincia”. (fuente www.perfil.com).

 

Compartir