“No podemos permitir que el presidente Macri nos ponga en la disyuntiva perversa de analizar si la prioridad son los remedios de nuestros jubilados o el pago de intereses de deuda”, dijo Hernán Pérez Araujo, quien reclamó la necesidad de “volver a tener un país normal, donde las prioridades no sean las que imponga el mercado que solo busca rédito económico, sino que las fije la política teniendo como norte la justicia social”.

Pérez Araujo y Carmina Besga estuvieron en Miguel Riglos en el marco de la campaña electoral que llevan adelante con vistas a las elecciones primarias del próximo 11 de agosto.

En la localidad trazaron un panorama del “destrato al que han sido sometidos los pampeanos por parte del gobierno nacional” y advirtieron que en las próximas elecciones se empieza a poner en juego “si seguimos en esta situación de exclusión, de quita de obras públicas, de atropello de los derechos de trabajadores y jubilados, o si avanzamos en otro país, un país más normal donde el eje de las políticas públicas esté orientado al bien común y no a engordar las cuentas bancarias de unos pocos”.

Pérez Araujo puso como ejemplo que el gobierno de Macri “pretende llevarnos a la discusión si la prioridad son los remedios de nuestros jubilados o el pago de intereses de la deuda. Cuando decimos que queremos volver a un país normal justamente nos referimos a esto, donde la lógica sean nuestros mayores, nuestros niños y niñas, en definitiva los más vulnerables”.

Políticas de género

Carmina Besga, consideró que a las mujeres son “las más golpeadas en este contexto de crisis, porque en este panorama de economía que excluye, el presupuesto nacional solo destina once pesos por mujer para el abordaje integral de las políticas de género”.

“El Estado está preocupado por pagar tasas de interés altísimas al Fondo Monetario Internacional pero mientras tantos a nosotros la crisis nos cobra la vida de un montón de argentinas”, aseguró.

Consideró que una de las tareas prioritarias a llevar adelante en la Cámara de Diputados de la Nación es “discutir el presupuesto porque las políticas públicas en materia de género debe reflejar la necesidad que estamos transitando y hoy el Estado no está dando respuestas, y esto no es casual sino que tiene que ver un con una concepción ideológica de la problemática”.

Finalmente valoró la posibilidad de recorrer la provincia y tomar contacto directo con mujeres de todos los rincones de La Pampa “para poder alzar su voz en el Congreso y que el Estado sea un reflejo de lo que estamos necesitando”.

 

Compartir