El “Colo” Mac Allister reunió anoche a la tropa amarilla, entre ellos la y los que tienen aspiraciones a una diputación nacional: Luis Bertone (una encuesta le da mejores números que al resto), Maxi Aliaga, Adriana Leher y Juan Carlos Passo. Que pretende el mandamás del PRO pampeano (varios de su propio equipo lo compararan con Scaloni por lo errático de algunos movimientos): que quede uno solo o sola. Hasta ahora no se bajó ninguno. Además, con la pesada derrota en la interna de febrero cargada en la mochila, los seguidores del presidente, aunque no les gusta, admiten que un radical debe encabezar la fórmula.

El cónclave macrista fue en la tarde- noche del viernes en el local del PRO santarroseño y al finalizar emitieron un comunicado, adonde se resalta la apuesta a una lista de unidad y consenso con la UCR.

«En un marco de diálogo, todos coincidieron con la premisa de apoyar y trabajar unidos, en la candidatura del presidente Mauricio Macri en vista a la elección de octubre próximo», expresaron.

«Los precandidatos reafirmaron que Mauricio Macri es el único candidato que puede transformar la Argentina, en el país que todos nos merecemos. En octubre se juega el avanzar en éste modelo de producción, crecimiento y cambio o volver al pasado, a un modelo agotado, blindando nuestra economía hacia el mundo. Así también coincidieron en apostar a una lista de unidad y consenso con el radicalismo, para llegar unidos y fortalecidos a las PASO», indicaron.

Entre los radicales quedaron dos

Daniel Kroneberger,  actual diputado nacional y ex candidato a gobernador por la UCR, finalmente dio un paso al costado y se bajó. Quienes quedan?: el santarroseño Martín Berhongaray (actual diputado provincial) y el piquense Ulises “Chito” Forte (dirigente rural). Los sondeos de opinión realizados le dan una clara ventaja al hijo del histórico Pacheco, aunque Forte no quiere declinar sus intenciones. Si no llegan a un acuerdo, las PASO serán inevitables.

 

 

Compartir