El concejal Miguel Bravo llegó al Concejo de la mano de la renovación en el radicalismo santarroseño que proponía Leandro Altolaguirre, pero después de a poco se fue alejando del intendente y de sus correligionarios del bloque. Tal es así, que a mediados del 2018 pegó un portazo, armó su bloque unipersonal “UCR en Cambiemos” y empezó a caminar por el terreno amarillo. Todavía está fresco el recuerdo de su presencia en el acto donde el “Colo” Mac Allister lanzó la precandidatura a gobernador.

La cuestión es que la paliza que le dio Kroneberger en la interna al ex lateral de Boca, hizo que Bravo comenzara a reconsiderar su retorno al bloque del Frepam.  Esto se terminó de blanquear con una foto que empezó a dar vueltas y que lo muestra al edil compartiendo una cena con sus pares Marcos Cuelle y Félix Villatoro y el presidente del Comité Capital  “Poli” Altolaguirre. Fue tan buena la bienvenida, que le otorgaron la presidencia de la comisión de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos.