El actual gobernador y candidato peronista obtuvo una notable diferencia sobre el radical Atilio Benedetti. Las elecciones generales serán el próximo 9 de junio.

En Entre Ríos se celebraron las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y el actual gobernador, Gustavo Bordet, logró una gran diferencia en los comicios.

Con el 99,69% de las mesas escrutadas, Bordet cosechó el 58,15% de los votos y Atilio Benedetti, de Cambiemos, se ubicó en un segundo lugar con el 33,65%. Detrás de ellos, los candidatos del Partido Socialista sumaron solo el 2%

El postulante del Frente Justicialista Creer aseguró: “Esperábamos una diferencia pero las expectativas fueron superadas. Nos genera una gran responsabilidad”.

En este marco, explicó que “trabajamos con criterio de unir no solo el peronismo sino un frente con 11 partidos políticos. Construir este frente costó mucho trabajo pero lo pudimos lograr“. El dirigente peronista agregó que a partir de estos resultados, que todavía deben confirmarse en las generales de junio, Entre Ríos “tiene una gran posibilidad en avanzar en lo que todavía está pendiente”.

El resultado profundiza, aún más, la crisis electoral del gobierno nacional y suma interrogantes de cara a los comicios de agosto. Es que en 2017 Entre Ríos aportó el mejor score electoral del país y le dio a Cambiemos el 53% de los votos, por lo que este resultado sorprende y pega duro en la clase dirigente nacional.

Más allá del resultado en la provincia del litoral este año la Casa Rosada suma varias derrotas, alguna de ellas esperadas, con la dura caída del “Colo ” Mac Allister en La Pampa,  los terceros puestos en las generales de Neuquén  y Río Negro ; el segundo escalón en las primarias de San Juan y el tercero en la de Chubut, recordó Diario Popular.