Los reyes de España, Felipe VI y Letizia, llegaron ayer a la Argentina en visita de Estado para participar en distintas actividades junto a Mauricio Macri e inaugurar en la ciudad de Córdoba el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE); y fueron testigos de un pequeño papelón en el aeropuerto. Llegaron poco antes de las 21 al Aeroparque Jorge Newbery pero recién pudieron abandonar el avión una hora más tarde porque no había una escalera de la altura adecuada.

Cuando la aeronave completó las maniobras de aterrizaje, los operarios advirtieron que la escalera que habían acercado al avión no alcanzaba la altura de la puerta, por lo que debieron retirarla. Finalmente, consiguieron una escalera que pertenece al avión presidencial local, que utiliza Mauricio Macri en la actualidad, y que se encontraba en un hangar del aeroparque de difícil acceso dados los dispositivos de seguridad que presenta, informó Diario Popular.

Durante todo ese tiempo, se vio en la alfombra esperando, estoicos, a los cancilleres José Borrell (que había llegado previamente de España) y Jorge Faurie. Según fuentes diplomáticas, esta visita de Estado será la contraparte de la que Macri realizó a España en 2017.

Felipe VI y su esposa, Letizia Ortiz Rocasolano, llegaron anoche, pero la agenda oficial comenzará hoy y se extenderá hasta el miércoles 27, cuando viajen a Córdoba para inaugurar el CILE, junto a Macri y al gobernador local, Juan Schiaretti.

 

Compartir