River no dejó dudas,  le ganó con mucha autoridad 3 -0 a Racing y se metió en los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.  Los goles los hicieron Lucas Pratto, Exequiel Palacios y el colombiano Rafael Santos Borre´.

Con su clásica personalidad en esta clase de partidos mano a mano, River sacó chapa y muy poco se pareció al equipo que transita con un bajo nivel por la Superliga Argentina. Con el grito de Pratto lo dirigidos por Gallardo (hoy miró el encuentro desde el palco)  rompieron una racha negativa de 402 minutos sin convertir.

Racing fue la otra cara de la moneda. Errático, lento, parecía que no tenía conciencia de lo que se estaba jugando. Lejos, muy lejos, de lo que mostró en estas primeras fechas del torneo local.

Un único episodio empañó la noche soñada de River. El mendocino Enzo Pérez fue reemplazado y al salir de la cancha le hizo un gesto a Ricardo Centurión, quien reaccionó de inmediato, desmedido como siempre e intentó pegarle. El árbitro echó a ambos y ahora el volante millonario no podrá enfrentar a Independiente en cuartos de final. Una situación injustificable para un jugador (hizo un gran partido como número cinco) con mucha experiencia y dos mundiales disputados.

Ganó muy bien River que en la próxima instancia se enfrentará con otro equipo de Avellaneda: Independiente. Habrá que esperar hasta septiembre para otro duelo imperdible.

Compartir